Archivo

CAPTURA A JOYERO POR CRIMEN DE MONTOYA DE SARRIA

La Policía, el DAS y el Cuerpo Técnico de Investigaciones (CTI) de la Fiscalía buscan al comerciante en joyas Hassan Nassar Gálviz, propietario de la joyería Andi Ross , como presunto autor intelectual del asesinato de Elizabeth Montoya de Sarria.

19 de abril 1996 , 12:00 a.m.

La Fiscalía General ordenó la captura de Nassar, luego de que los investigadores establecieran que el crimen de Sarria, potencial testigo del Expediente 8.000, habría tenido origen en un ajuste de cuentas entre comerciantes de joyas.

Según el ex tesorero de la campaña presidencial, Santiago Medina, de Andi Ross salió el anillo de diamante, de 30 millones de pesos, que Elizabeth Montoya le habría ofrecido en una publicitada conversación telefónica a Ernesto Samper como regalo para su esposa Jacquin Strauss.

De acuerdo con una de las hipótesis que trabajan los investigadores, el crimen de Montoya de Sarria tendría alguna relación con las millonarias sumas de dinero en diamantes que Nassar movía.

Fuentes de la Fiscalía Seccional revelaron que Nassar está huyendo desde el pasado 12 de abril, luego de que agentes del CTI realizaron allanamientos a varias de sus propiedades en el norte de Bogotá para capturarlo.

Así mismo la Fiscalía reiteró que no llamará a indagatoria al coronel Germán Osorio, adjunto policial de la Embajada de Colombia en Italia.

El organismo acusador dijo que no existen pruebas para exigir al oficial el cumplimiento de esa diligencia. Osorio fue señalado como enlace entre los Sarria y el hoy Jefe de Estado.

Elizabeth Montoya, baleada el pasado primero de febrero en el noroccidente de Bogotá cuando visitaba a dos santeros cubanos, era esposa del ex suboficial de la Policía Jesús Amado Sarria, quien fue recluido en el pabellón de alta seguridad de la cárcel Modelo luego de que fuera vinculado a actividades de narcotráfico.

Dentro de las investigaciones por el crimen de Montoya, la Fiscalía ha capturado a Mauricio Rico Arcila, sindicado como uno de los presuntos autores materiales del asesinato, y ha ordenado la detención de Guillermo Pérez Monsalve y de Alejandro González González.

El día del crimen de Montoya, Pérez, hombre de confianza de Chucho Sarria, estuvo en una sucursal de la Caja Popular Cooperativa en donde cambió un cheque de diez millones de pesos. Luego del homicidio, viajó a Estados Unidos.

Entre tanto, González, quien trabajó para Chucho Sarria, hizo dos retiros bancarios por 220 y 470 millones de pesos de seis cuentas de los Sarria en la misma entidad.

La Fiscalía investiga el por qué de los millonarios movimientos bancarios el misma día del crimen de Montoya de Sarria.