Archivo

ZAPATEROS: VENTAS POR EL SUELO

Los industriales del calzado negaron que las ventas del sector hayan crecido tal como lo indicó el Departamento Administrativo Nacional de Estadísticas (Dane), en su último reporte. El sector del calzado pasa por un momento crítico. Hay superproducción, ventas bajas y caída de las exportaciones, según lo denunció Arturo Roa, presidente de la Unión de Industriales Vallecaucanos del Calzado (Univac).

27 de julio 1993 , 12:00 a.m.

El dirigente gremial sostuvo que la política monetaria del Gobierno es la responsable de la situación por la que atraviesan. Al eliminarles el certificado de reembolso tributario (Cert) los exportadores tuvieron que aceptar los certificados de cambio, redimibles a un año; pero como no pueden esperar tanto tiempo para hacer efectivo su capital comenzaron a negociarlos en las bolsas de valores y ahí los compran en un 90 y hasta en un 80 por ciento menos de su valor real.

El hecho, además de desanimarlos, originó que las ventas en el exterior bajaran en un 40 por ciento. Ahora, todos aquellos zapatos que no pudieron colocarse en el extranjero terminaron absorbidos por el mercado nacional, dando lugar a una sobreoferta y según Roa la demanda es poca; inclusive algunos industriales recurrieron a las rebajas vendiendo por debajo del costo. La actual coyuntura trajo como consecuencia el desempleo; los cálculos indican que un 25 por ciento de los trabajadores vinculados al sector fueron despedidos. Por esta época era necesario contratar a 750 empleados, hoy sólo se requieren 450; además, durante los primeros seis meses del año alcanzaban a vender 1 650 millones de pesos y en la actualidad la cifra llega a la mitad.

De acuerdo con los pronósticos de los industriales del calzado, el panorama no parece mejorar; además están enojados con los comentarios del ministro de Hacienda Rudolf Hommes quien les dijo que debían olvidarse del ?papá Gobierno?. Roa manifiesta que el papá lo que ha hecho es quitarles todos los incentivos, mermarles los dólares y dejarlos a la deriva ante la ausencia de medidas que fortalezcan a los fabricantes de calzado.

En busca de mercados La producción mensual de zapatos en el Valle del Cauca llega a un millón de pares. Para colocarlos en el mercado los industriales de la región están explorando el área Andina. Por el momento, Venezuela se constituye en el mejor comprador pero pronto la situación no será tan favorable para los productores vallecaucanos; el vecino país devalúa cada vez más el bolívar, mientras en Colombia sucede lo contrario, el peso se revalúa y llegará el momento en que ellos terminaran fabricando un zapato más económico que el nacional. Ante esta posibilidad, el sector comienza a explorar otras regiones como Bolivia y Perú. Sinembargo, hay temor porque son países donde los cobros resultan complicados; los bancos exigen depósitos anticipados de las cartas de crédito y hay que buscar personalmente de los clientes.