Archivo

Médico murió en incendio

Un voraz incendio que se desató la noche del lunes, pero que solo pudo ser controlado en la madrugada de ayer, en Duitama (Boyacá), arrasó con una casona en la que funcionaban siete locales comerciales. Una persona murió.

31 de enero 2007 , 12:00 a.m.

Se trata del dueño del predio, el médico Benjamín Bernardo Correa Pinto, de 63 años, y quien no vivía en Colombia pero que justo en el momento de la tragedia estaba en el interior de la edificación. Viajaba constantemente desde Estados Unidos a cobrar los arriendos.

Las pérdidas se calculan en unos 3 mil millones de pesos y el panorama de los arrendatarios anoche era confuso, pues el médico no tenía ni esposa ni hijos. Según un celador de esa zona comercial, la conflagración se originó por un corto circuito. “Primero vi salir chispas y luego escuché una explosión durísima. Se fue la luz y minutos más tarde empezó a salir humo”, cuenta.

“La edificación era muy antigua y esto complicó nuestra labor”, explica Víctor Villate, subcomandante de bomberos. Lo poco que quedó en pie de esa construcción, levantada en 1900, será demolido