Archivo

Lo salvó una marca que ya no podrá borrarse nunca

31 de enero 2007 , 12:00 a.m.

En el coliseo El Campín comenzó ayer el proceso de incorporación para reclutar a jóvenes a las diferentes fuerzas del Ejército. En la foto aparece Alejandro Bernal, de 19 años, luego del examen médico. Al final resultó "no apto" por tener en su espalda un tatuaje