Archivo

Sena llegará a más jóvenes rurales

Un total de 50.000 millones de pesos invertirá este año el programa Jóvenes Rurales del Sena con el fin de garantizar la formación de desplazados, indígenas, desmovilizados, madres cabeza de familia y soldados campesinos que se encuentren entre los 16 y 25 años de edad.

30 de enero 2007 , 12:00 a.m.

Según el Sena durante el 2006 se beneficiaron 142.657 jóvenes rurales pertenecientes a la población vulnerable de todo el país.

Mientras en el año 2003 el Gobierno Nacional, a través del Servicio Público de Empleo del Sena y de su programa Jóvenes Rurales, empezó haciendo presencia en 168 municipios, hoy, tres años después, ha llegado a 954 municipios.

“Son en total 397.235 historias de vida las que han cambiando desde el 2003”, indicó la entidad.

Para el 007, a través del programa Jóvenes Rurales, una de las iniciativas es promover la convergencia de nuevas tecnologías para el desarrollo de la formación: aulas móviles, capacitación virtual y TV-Web, entre otros sistemas.

Gracias a las alianzas estratégicas que realizó el Sena con organizaciones como la Fundación Servicio Juvenil Bosconia, la Fundación Hogares Juveniles Campesinos, la Corporación Minuto de Dios, la Cámara Junior y la Fundación Solidaridad por Colombia, se implementaron cursos de artesanías, electricidad, cerámica, screen, mecánica, fibra de vidrio, corte y confección, producción pecuaria, peluquería, promotores rurales integrales, patrón de bote, refrigeración y mantenimiento y reparación de motores.

De otra parte, los jóvenes que se capacitan en el Sena están creando sus propios negocios, que además permiten solucionar problemas tecnológicos que se presentan en las empresas.

Por ejemplo, en el Valle los alumnos de las especialidades de automatización y control, mantenimiento eléctrico y electrónico, autotrónica, diseño de moldes para materiales plásticos, y artesanías, que adelantan su formación para el trabajo en los centros del Sena de esa región, están desarrollando sus propios proyectos, tendientes a poner en marcha pequeñas unidades productivas.

Según el Sena, entre los cerca de 30 proyectos que vienen ejecutando los jóvenes se destaca uno consistente en el desarrollo de nuevos materiales para la industria del plástico, basado en la combinación de plásticos con sustancias orgánicas. Lo novedoso de este producto es que permite la sustitución de importaciones, reduce los costos económicos en por lo menos un 30 por ciento, utiliza nuevos componentes naturales como la clara de huevo, que, además de ser biodegradables ayudan a la preservación del medio ambiente, teniendo en cuenta que el plástico sintético es uno de los mayores contaminadores del medio ambiente, dado que su descomposición tarde más de 50 años.