Archivo

Suicidas atacan de nuevo en Israel

La guerra intrapalestina, que desde el viernes ha cobrado la vida de 30 personas en choques entre Al Fatah y Hamas, no pone fin a los intentos de perpetrar atentados contra Israel. Ello quedó confirmado ayer al registrarse el primer atentado suicida palestino en 10 meses en la ciudad sureña balnearia israelí de Eilat.

30 de enero 2007 , 12:00 a.m.

Tres personas murieron –además del propio suicida– y varias resultaron heridas, cuando Faisal al-Sarsaq, de 21 años, originario de Gaza, logró detonar los explosivos que llevaba escondidos, al entrar a una panadería en el centro comercial de un barrio de la ciudad. Y resulta casi simbólico que mientras en Gaza hay una batalla campal entre el grupo integrista islámico Hamas y Al-Fatah, la otra organización fundamentalista-considerada inclusive más radical que Hamas, la Yihad Islámica, reivindicó el atentado que realizó conjuntamente con un grupo nuevo (“El Ejército de los Creyentes”) y con Los mártires de Al-Aska, de Fatah.

“Esta fue la primera acción de varias planeadas, que están en camino”, afirmaron los portavoces de los tres grupos.

El ataque tiene lugar días antes de una reunión del Cuarteto (E.U., ONU, Unión Europea y Rusia) el 2 de febrero en Washington para intentar reactivar el proceso de paz israelo-palestino, en punto muerto desde hace años.

El presidente palestino Mahmud Abbas rechazó el ataque al afirmar: “Creemos que no están en el interés de la causa palestina y que perjudican la imagen del pueblo palestino”. Sin embargo, un portavoz de Hamas, en el gobierno palestinos, consideró que el atentado es “una respuesta natural a los crímenes de Israel contra su pueblo”