Archivo

Los generosos salvan las vidas de 600.000 niños

El concepto de que ‘es mejor prevenir que curar’ encajó perfectamente en los resultados mundiales de los programas de vacunación infantil ejecutados el año pasado, en los países en desarrollo.

29 de enero 2007 , 12:00 a.m.

De acuerdo con un informe presentado la semana pasada en Davos (Suiza), donde se realizó el Foro Económico Mundial, 600.000 niños lograron salvar sus vidas gracias a las brigadas de vacunación contra diferentes enfermedades, financiadas por la Alianza Gavi.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), desde la puesta en marcha de la Alianza Gavi, de la cual forman parte gobiernos donantes, la OMS, Unicef, el Banco Mundial, la industria fabricante de vacunas, agencias técnicas y de investigación, ONG y la Fundación Bill y Melinda Gates, han sido salvadas unas 2,3 millones de vida de menores de edad.

La puesta en marcha de esos programas ha permitido a muchos países facilitar el acceso a vacunas infantiles y a ampliar de manera significativa sus tasas de inmunización, señaló la OMS.

FALTA MUCHO POR HACER Pero los resultados alcanzados hasta ahora siguen siendo bajos frente al problema. Por esa razón, la Alianza Gavi anunció que invertirá 500 millones de dólares en los próximos cinco años para reforzar los sistemas de sanidad en países en vías de desarrollo, y que en febrero próximo dará a conocer la lista de las naciones beneficiadas.

“Gavi y sus socios están liderando un cambio radical para mejorar la salud infantil", dijo Melinda Gates, quien consideró que "en el momento en que se fundó Gavi, las tasas de inmunización en países pobres estaban en recesión.

Hoy se encuentran en los máximos históricos”.

La Fundación Gates ha contribuido con 1.500 millones de dólares a ayudar a los programas de la alianza, que también ha recibido donaciones de 17 gobiernos nacionales, incluyendo el de Alemania, que recientemente anunció contribuciones por valor de 8 millones de euros (10,4 millones de dólares).

Según las estimaciones de la OMS dadas a conocer la semana pasada, mediante esa iniciativa se ha protegido a 28 millones de niños contra la difteria, el tétanos y la tosferina, lo que ha aumentado las tasas totales de inmunización contra estas enfermedades desde el 63 por ciento en 1999 hasta el 77 por ciento en el 2006.

Además, otros 138 millones de niños han recibido vacunas nuevas o infrautilizadas, como por ejemplo contra la hepatitis B, la bacteria haemophilus influenzae tipo B, o la fiebre amarilla, lo que ha contribuido a expandir enormemente la cobertura de la inmunización contra estas enfermedades.

MAS CUBRIMIENTO El número de países en vías de desarrollo que ofrecen vacunas contra la hepatitis B ha crecido desde 15 en 1999 hasta 61 en el 2006, indicó en su informe anual la Alianza Gavi.

El presidente de la multinacional Microsoft, Bill Gates, dijo por su parte, que esa iniciativa ha demostrado que “es posible realizar mejoras sanitarias espectaculares en países pobres” y pidió darle continuidad al programa porque según él “a ningún niño se le debería negar el acceso a vacunas que pueden salvarle la vida”.

Pese a esos avances se calcula que en el 2005, 28 millones de niños de países en vías de desarrollo no fueron inmunizados, y 2,5 millones de niños murieron de enfermedades evitables mediante vacunas.

Para reducir estas cifras, la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Unicef estiman que se necesitará una cantidad adicional de entre 10.000 y 15.000 millones de dólares para programas de inmunización durante la próxima década, y que harán falta fondos adicionales para introducir vacunas que están actualmente en trámites de desarrollo.

Esa iniciativa contribuirá también con 500 millones de dólares para reforzar los sistemas de sanidad en países en vías de desarrollo, pues la debilidad de la infraestructura sanitaria es, a menudo, el principal obstáculo para proporcionar inmunización a niños en esos países, sobre todo en las comunidades más pobres y aisladas.

La nueva financiación de Gavi proporcionará subvenciones flexibles a países en vías de desarrollo, para actividades como la contratación y formación de trabajadores sanitarios, la creación y refuerzo de los sistemas para distribuir vacunas y medicamentos.

También ayudará a la financiación de transporte de trabajadores y equipamiento sanitario y a la compra de suministros médicos básicos, como antibióticos y equipamiento estéril para partos.

138 MILLONES DE NIÑOS El secretario ejecutivo de Gavi, Julian Lob-Levyt, señaló que “los líderes de los países en vías de desarrollo nos cuentan que, si queremos dar continuidad a los programas de inmunización, hace falta un mayor apoyo para la infraestructura sanitaria básica”.

La Alianza para las Vacunas y la Inmunización (Gavi), ha vacunado a 138 millones de niños de varias enfermedades desde su creación en el 2000.

“Cuando nació Gavi, los niveles de inmunización en los países pobres estaban decayendo. Hoy están más altos que nunca”, dijo Melinda Gates.

“El 73 por ciento de los niños que nacen en Africa son vacunados, esto es un auténtico logro”, dijo por su parte Julian Lob-Levyt, secretario de Gavi, quien añadió que en las zonas más pobres del mundo se están consiguiendo resultados mejores que en el sur de Asia y algunas ciudades de Europa”. Efe .

MAXIMA PRIORIDAD A pesar de los avances en prevención, la organización Mundial de la Salud (OMS) pidió a los países más afectados por la tuberculosis que den a la enfermedad la consideración de “emergencia sanitaria”, y concedan la máxima prioridad en la lucha contra los casos de resistencia a fármacos. Durante la 120 reunión del Consejo Ejecutivo de la OMS, que tiene lugar hasta mañana en Ginebra, los representantes de sus 34 países miembros debatieron y aprobaron una resolución por la que se pretende impulsar la lucha contra la tuberculosis y alcanzar el Objetivo del Milenio de detener su propagación en el 2015. En el texto también se pide a los países que elaboren y apliquen planes a largo plazo para prevenir y controlar la tuberculosis, en los que se incluyan mejoras a los sistemas de información sanitaria y de contención de la tuberculosis resistente a fármacos, un problema que requiere la máxima prioridad.

77 por ciento, cubrimiento de los programas de vacunación infantil en todo el mundo