Archivo

Checos condenados por fraude con deuda peruana

El ex viceministro de Hacienda de la República Checa Karel Ponocny y el empresario Anton Murarik fueron condenados a siete años de cárcel y a sendas multas de 35.000 euros (45.332 dólares), por un fraude relacionado con la deuda externa peruana.

29 de enero 2007 , 12:00 a.m.

El Juzgado Urbano de Praga declaró a ambos culpables de falsear la recuperación de una antigua deuda del vecino país, por valor de 1’532.650 dólares, y que ya había sido saldada y permanecía en una cuenta interna del Banco Comercial Checoslovaco (Csob).

Ponocny está en paradero desconocido con una orden internacional de busca y captura, y se sospecha que reside en Costa Rica, donde al parecer ha contraído matrimonio, mientras que Murarik se hallaba hasta el veredicto en prisión preventiva.

Ambos reos firmaron en septiembre del 2001 un contrato ficticio, en representación del Ministerio de Hacienda checo, con la sociedad Anper La Paz.

En dicho acuerdo figuraban unos servicios inexistentes, consistentes en la venta de una deuda peruana que ya estaba saldada desde hacía un lustro, y con la que pretendieron encubrir la transferencia del Csob a su cuenta particular.

Csob, que actuaba como principal acreedor checo frente a Perú en los años 90, tenía en sus libros ese importe cobrado y pendiente de justificar.

La deuda de Perú con la antigua Checoslovaquia fue de 70 millones de dólares en 1996. EFE