Archivo

‘El laberinto del Fauno’ barrió con los Goya

Siete premios de los que se consideran los Óscares del cine español recibió la película del mexicano Guillermo del Toro, quien recibió uno de estos como mejor guionista.

29 de enero 2007 , 12:00 a.m.

En la lista de cintas ganadoras, a El laberinto del fauno le sigue Volver, que recibió cinco estatuillas, entre ellas la más preciada: la de mejor película.

Es como la reivindicación de Pedro Almodóvar (también recibió el Goya a mejor director), que era seguro candidato al Óscar como mejor película extranjera. Como él, Penélope Cruz y Carmen Maura, por mejor protagonista femenina y mejor actriz de reparto, respectivamente, y Alberto Iglesias, por mejor música original, también recibieron galardón.

Por su parte, El laberinto del fauno se llevó, además del de Guillermo del Toro, los premios a mejor actriz revelación, Ivana Baquero; mejor fotografía, Guillermo Navarro; mejor sonido, Miguel Polo y Martín Hernández; mejores efectos especiales; mejor montaje, Bernat Villaplana, y mejor maquillaje y peluquería.

Con tres estatuillas empataron Azuloscurocasinegro, de Daniel Sánchez Arévalo, y Alatriste, que irónicamente, estaba nominada en quince categorías.

La primera obtuvo los galardones a mejor dirección novel, actor de reparto (Antonio de la Torre) y actor revelación (Quim Gutiérrez).

Y la segunda, a mejor dirección de producción, mejor dirección artística y mejor diseño de vestuario.

Alatriste, de Agustín Díaz Yanes, fue, precisamente, una de las perdedoras, según la crítica, pues era la que más nominaciones ostentaba.

La también española Vete de mí recibió el premio a mejor actor protagonista, Juan Diego.

El ausente Aunque Volver estaba nominada a 14 estatuillas, su director, Pedro Almodóvar, se convirtió en el gran ausente de la noche. Su hermano, Agustín, productor de la película, tuvo que recibir el premio en su nombre.

Sin embargo, el director envió una carta, que leyó Penélope Cruz, en la que se disculpaba y agradecía el trabajo de las actrices, de la producción, del equipo técnico y de Alberto Iglesias, autor de la banda sonora original, que también fue galardonado.

Soñar no cuesta.

El título de la cinta colombiana Soñar no cuesta nada se aplica muy bien a lo que sucedió anoche en el Palacio Municipal de Congresos, donde se entregaron los premios Goya de cine. Estaba nominada en la categoría a mejor película extranjera de habla hispana, galardón que se llevó la argentina Las manos.

También fueron nominadas en la misma categoría En la cama, de Chile, y American visa, de Bolivia.

Las manos, dirigida por Alejandro Doria, recrea la obra del fallecido sacerdote italiano Mario Pantaleo, famoso por su don de curar o aliviar enfermedades. Y, según sus protagonistas, Jorge Marrale y Graciela Borges, “es una película sobre la esperanza que siembra en nosotros la esperanza”.