Archivo

Demanda en La Haya: futuro incierto

Una demanda contra Colombia, por las fumigaciones contra cultivos de coca en la frontera con Ecuador, ante el tribunal de La Haya tiene, en opinión de analistas, posibilidades remotas de prosperar. La reclamación fue anunciada el pasado fin de semana por el presidente ecuatoriano, Rafael Correa, por los supuestos daños que han causado al otro lado de la línea divisoria las aspersiones con glifosato.

29 de enero 2007 , 12:00 a.m.

El constitucionalista Juan Manuel Charry cree que hay dos razones para que esa demanda no tenga futuro.

“Primero, porque se ha mantenido una franja de 10 kilómetros para evitar un posible perjuicio, y segundo, porque está en discusión si los efectos del glifosato son nocivos en las proporciones que señala Ecuador”, advierte.

Sin embargo, sostiene que si Ecuador la gana, el efecto político sería adverso para Colombia y la obligaría a suspender las aspersiones, lo cual constituye un golpe para la política antinarcóticos.

Por su parte, el analista Hernando Gómez Buendía, coincide en que la reclamación ecuatoriana tiene pocas posibilidades, porque la legislación internacional en esa materia es todavía muy incipiente. “No hay claridad en las convenciones de los efectos transnacionales de la contaminación, es un campo que está apenas emergiendo en el derecho internacional”, dice.

Ecuador insistió ayer, a través de su vicepresidente, Lenin Moreno, sobre los supuestos efectos dañinos del herbicida en pobladores y sembrados ecuatorianos en la frontera.

Esa nación mantiene en consulta a su embajador en Bogotá tras la reanudación de las aspersiones, mientras una comisión binacional verifica los efectos de las fumigaciones en la zona fronteriza.

"Es muy difícil que prospere una reclamación sobre las fumigaciones, porque la legislación sobre los efectos trasnacionales en el medio ambiente todavía está muy incipiente”.

Hernando Gómez, analista.