Archivo

LA SUR ORIENTAL, LA SOLUCIÓN

Ahora que se discute un nuevo reglamento para la construcción en Cali, llamado Usos del Suelo, ahí se necesitan respuestas a las necesidades de habilidad pero dentro del perímetro urbano. Hemos propuesto densificar, pues lo que hoy hacemos en lotes con vivienda de un piso es por el apego a la tierra de los migrantes que siguen siendo campesinos; Los comportamientos culturales del habitante citadino cambiaron y ya no es traumático vivir en multi-familiares.

30 de julio 1993 , 12:00 a.m.

Proponemos habilitar la autopista Sur Oriental para el propósito de densificar, pues una vía de 90 metros de ancho con dotación de servicios público está sub-utilizada siendo esto una injusticia social. Si construimos a lo largo de ella edificios con altura mínima de 5 pisos y de ahí para arriba libre, nos quedaremos dentro del actual perímetro urbano.

El reglamento saquémoslo de un espejo; la Avenida de las Américas diseñada hace 50 años por el urbanista austriaco Karl Brunner, con especificaciones futuristas para la aldea con pretensiones de ciudad Keynesiana. Ahí coexiste el comercio y la vivienda, sin contradicción con la vía más transitada de Cali. Posee bahías para el parqueo ocasional y circulación peatonal bajo pórtico, este ejemplo deberíamos repetirlo en la Sur-Oriental que además tiene un separador central con capacidad para aumentar dos carriles más.

Pero nos hemos enterado que ahora si vamos a destruir Las Américas, como se hizo en Bogotá con otra vía de Brunner: la Caracas, donde un alcalde fusilando alguna idea aislada de Curitiba, Brasil, logró un corral agresivo de punzas sangrantes en una herida del cuello bogotano. ?Que vaina! esto pasará en Cali.

Por otro lado, el cambio de uso en otras vías como la Roosevelt, Quinta, la Avenida Sexta, la calle 13, etc. es consecuencia natural del progreso, pero al no preveer normas lo que presenciamos es la feroz disputa del carro por el andén y antejardín que terminan invadidos y las casas que eran vivienda de un piso no aguantan el deterioro de sedes bancarias, comerciales o restaurantes, generando un paradójico caos urbano.

Entonces, deberían servirnos de escarmiento y sobre la Autopista Sur-Oriental, en vez de repetir como condena la lenta historia que la hará invivible, densifiquemos sus bordes.

Iniciemos un recorrido de la Autopista por el sur, donde se llama Calle 10 desde el Autocine Limonar hasta la Unidad Panamericana en 4 kilómetros. Después, en un giro de 90 grados se convierte en carrera 23 desde la Luna hasta el inicio de la Simón Bolívar, en 4.5 kilómetros. Ahora bordeamos los barrios orientales por la Base Aérea y se llama Calle 70 hasta la carrera 1 en 5 kilómetros y de ahí hasta terminar en Menga siendo el límite norte de Cali con Yumbo en 3.5 kilómetros. Total la autopista Sur-Oriental tiene 17 kilómetros y 240 cuadras.

Si diseñamos proyectos con mínimos como el frente de 15 metros y 5 pisos, teniendo en cuenta la actual ocupación de los predios, cabrían unas cuarentamil (40.000) soluciones inmediatas de vivienda que ya tienen sus servicios, circulación y comercio. Con solo reglamentarla tendríamos, en el Sur, seis mil soluciones de clase media. Al atravesar las comunas 8, 11 y 12 serían catorce mil viviendas tipo obrero. Y en el Oriente unas veinte mil viviendas de interés social pero en altura. Debemos hacerlo pues ya sobre la Autopista en algunas unidades hay muros segregacionistas.