Archivo

Boyacá ocupa primeros puestos en desnutrición

Paradójicamente Boyacá, uno de los departamentos con gran tradición agropecuaria en el país y reconocido como la ‘despensa’ de Bogotá, presenta uno de los más altos índices de desnutrición.

26 de enero 2007 , 12:00 a.m.

El 23 por ciento de sus niños padecen desnutrición crónica, según el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar. Esto se debe, en gran parte –dice el organismo–, a la mala calidad del agua que se consume, a la pobreza y a los malos hábitos alimenticios.

Según el estudio ‘Los Municipios Colombianos Hacia los Objetivos de Desarrollo del Milenio’, adelantado entre 1993 y 2003 y publicado por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (Pnud) y Planeación Nacional, entre los municipios del país con mayores índices de mortalidad por desnutrición están Pachavita, Betéitiva y Caldas, todos en Boyacá.

El drama lo encarna la familia Soracá Guevara, que vive en una vereda a solo 20 minutos del centro de Tunja. Luis Alberto, que trabaja reciclando vidrio y cartón, cuenta que su familia solo come pan una vez a la semana y carne algo más de una vez al mes.

Su esposa, Flor Marina Guevara, y sus tres hijos, de 5, 6 y 8 años, se turnan para comer el huevo que cada dos días pone ‘La Buchona’, una gallina que les regaló un vecino. Las frutas y las verduras son un lujo que no pueden darse.

“Desayunamos tardecito y cenamos temprano para ahorrarnos el almuerzo, así despistamos a la barriga”, explica Flor Marina risueña.

Al parecer, no ha sido suficiente el Programa Alimentario Para Aprender (Papa), en el que desde el 2004 el gobierno de Boyacá ha invertido 47 mil millones de pesos. Este año se planean invertir cerca de 30 mil millones de pesos más en el programa.

LA MALA ALIMENTACIÓN BOYACENSE EN CIFRAS .

21 municipios de Boyacá fueron incluidos en una ‘lista negra’ de desnutrición, según un estudio del Gobierno departamental (2002).

48,3 por ciento de los boyacenses no consumen frutas. La cifra casi duplica el promedio nacional, que es de 28,2 por ciento.

3,14 por ciento de los niños boyacenses sufría de desnutrición aguda en el 2006.

La cifra triplicó a la del 2005: 1,3 por ciento