Archivo

Los ‘vivos’ del certificado judicial

Cinco negocios de cabinas telefónicas de los alrededores del DAS en Paloquemao, en Bogotá, estaban acaparando las citas para la expedición del certificado judicial. Emisarios de estos negocios se acercaban a las personas que iban a esas instalaciones para tramitar el documento y les ofrecían obtener una cita por precios entre los 10.000 y los 50.000 pesos.

26 de enero 2007 , 12:00 a.m.

El costo dependía de la urgencia o la capacidad económica de la persona.

Le decían al cliente que ahora era necesario sacar un cupo por teléfono –lo que es cierto– y que era algo “casi imposible” por el número de personas que lo intentaban, pero que ellos podían hacer el trámite desde varios teléfonos.

Si la persona aceptaba, lo llevaban hasta el negocio de cabinas y el emisario, y otras personas intentaban acceder al conmutador por varios aparatos. En ocasiones, después de insistir, lograban la cita para la persona interesada.

La práctica, según el DAS, ha incidido en la congestión y casi colapso que el sistema del organismo de inteligencia ha tenido este año para la asignación de turnos con el fin de tramitar el certificado.

Once mil llamadas en espera “Los guardias notaron que los trabajadores de las cabinas se le acercaban a la gente y, tras una rápida investigación, se estableció que hacían esta práctica irregular”, contó un funcionario del área de identificación.

El DAS visitó los negocios y, no siendo esto un delito, les advirtió que no insistieran en hacerlo, pues perjudicaban a las personas que, desde sus casas u oficinas, trataban de obtener una cita.

Pero además, el DAS habilitó el centro de llamadas que arrendó –por 20 millones de pesos mensuales– para la asignación de turnos con el fin de que solo asigne, por número telefónico, dos citas diarias.

“Al tercer intento, el sistema automáticamente lo bloquea. Además, diariamente se hace seguimiento a los números”, aseguró la fuente.

También, el DAS halló que algunas personas, aprovechando que muchos desconocen el sistema de citas, cobran dinero “por guardar el turno” o “sacar la entrevista para ese mismo día”.

Sin embargo, el DAS reconoce que las medidas no han sido suficientes para descongestionar el sistema en esta época, cuando empresas y entidades oficiales piden el certificado. Según el organismo, diariamente se asignan 3.700 citas. El sistema comienza a operar desde las 7 a.m. y alrededor de las 12 m. ya las ha fijado todas.

“La situación es difícil, porque en esta época del año el sistema nos registra que tenemos un promedio de 11.000 pulsaciones (llamadas)”, asegura Rodrigo Castro, del área de Identificación del DAS.

Pero ya hay alternativas de solución: hace unos días, la capacidad de llamadas en espera se amplió a 48 y se programarán a jornadas especiales a partir de este fin de semana.