Archivo

Non Plus Ultra se sube a ‘alimentar’ TransMilenio

El año pasado fue positivo para las ensambladores de carrocerías de buses. Non Plus Ultra S.A. registró ventas cercanas a 61.000 millones de pesos, con un crecimiento de 31 por ciento con respecto al 2006, cuando sumaron 46.535 millones de pesos. (VER CUADRO)

25 de enero 2007 , 12:00 a.m.

Según el fundador de la empresa, Pablo Rueda, este comportamiento se dio en medio de las restricciones para matricular buses de servicio público. “No hay cupos y los alcaldes no permiten matricular buses. Las oportunidades para los carroceros nacionales siguen siendo pocas en los sistemas masivos de transporte”, explica.

Considera que la armada de buses alimentadores ‘va amarrada’ a fabricantes de los articulados.

El directivo calcula en 40 por ciento (180 unidades) la disminución en el ensamblaje de buses urbanos que realiza anualmente la compañía por ese motivo.

“Con otros carroceros pequeños y medianos estamos dispuestos a poner 20 millones de dólares para hacer una sociedad que ensamble buses para reponer los sistemas urbanos de transporte; y volver a crecer en ese rubro”, añade.

El proyecto es crear una empresa que produzca 50 unidades mensuales y tenga, como Non Plus Ultra, mínimo endeudamiento financiero.

La alianza también contemplaría la producción de alimentadores y articulados, para tener mejores oportunidades en licitaciones. Por su lado, la compañía también ha empezado a explorar posibilidades de producción en Ecuador y Venezuela.

Las positivas cifras de la empresa en el 2006 se originaron en buena por la venta de 800 buses y busetas para servicio municipal e interdepartamental.

El industrial agrega que la mejora en la seguridad de las carreteras ha llevado a la mayor movilización de pasajeros por vía terrestre y por tanto el interés de los transportadores de renovar o adquirir buses nuevos.

A ello también contribuyó la alta oferta de crédito y marcas en el mercado.

Aunque aclara que a pesar de que la empresa ha especializado parte de la producción en el segmento del transporte intermunicipal y departamental, no descuida la que dio origen: el transporte urbano.

Por ello, ese año está entre sus planes una inversión de 2 millones de dólares en una línea de ensamblaje de buses a gas para las rutas alimentadoras de TransMilenio y otros sistemas masivos de transporte en el país. Los automotores serán ensamblados con CKD manufacturados en Venezuela y motores Cummins importados de Canadá.

mil millones de pesos en ingresos operacionales registró el año pasado la compañía Non Plus Ultra, con un crecimiento del 31 por ciento con respecto al 2005