Archivo

Presidente israelí pide su retiro temporal

El presidente de Israel, Moshe Katzav, a punto de ser inculpado por violación, decidió ayer “retirarse temporalmente de su puesto” y aseguró que es víctima de una “caza de brujas” dirigida por la prensa, mientras el premier Ehud Olmert se sumaba a las voces que piden su dimisión.

25 de enero 2007 , 12:00 a.m.

“Hoy anuncié a la Knesset (Parlamento) que me retiraré de mi puesto” temporalmente, aseguró Katsav, quien sin embargo fue tajante: “La ley no me obliga a dimitir. No cederé al chantaje”.

Katzav es sospechoso de haber violado a una ex empleada cuando era Ministro de Turismo entre 1998 y 1999, y de acoso sexual contra otras trabajadoras de la Presidencia.

Según un comunicado del fiscal general, Menahem Mazuz, el mandatario (cuyo cargo es protocolario) debe ser inculpado de violación, acoso sexual, obstrucción de la justicia y amenazas contra testigos, un hecho sin precedentes en la historia del país.

“Las acusaciones son venenosas e infundadas”, aseveró Katsav en una conferencia de prensa en la que perdió los estribos.

Katsav, casado y padre de cinco hijos, criticó enérgicamente lo que a su juicio es una “caza de brujas” llevada a cabo por la Policía, la Fiscalía y la prensa.

“No entiendo su ira, la de los medios... Deberían estar avergonzados –dijo–.

Fui víctima de un vergonzoso complot, de un lavado de cerebro por parte de la prensa”.

Igual, Olmert dijo que “en estas circunstancias no hay duda de que el Presidente no puede continuar en sus funciones”.

Si Katsav es encontrado culpable de violación podría ser condenado a entre 3 y 16 años de prisión.

ACUSA A MEDIOS "No entiendo la ira de los medios. Deberían estar avergonzados. No cederé al chantaje”.

Moshe Katsav, presidente israelí, acusado de violación. ‘