Archivo

Absuelto el único militar preso por armas de Bulgaria

Orlando Alberto Martínez Ramírez tenía la maleta lista para viajar a Atlanta. Como mayor del Ejército iba a representar al país en un torneo mundial de tiro. Pero, el 15 mayo del 2002 fue detenido, sindicado del tráfico de 7.640 fusiles búlgaros que terminaron en manos de las Auc.

24 de enero 2007 , 12:00 a.m.

Llamado a juicio y tras permanecer dos años y tres meses aislado en una celda en la base militar de Tolemaida, un juez lo absolvió de todo cargo.

Según el fallo de primera instancia, del 5 de agosto del 2004 y hasta ahora inédito, el oficial, ya retirado, no firmó los documentos para la negociación de las armas ni falsificó la firma del general Jorge Enrique Mora.

Para el juez resultaron convincentes las razones de la defensa, según las cuales era imposible que Martínez, apenas un capitán, pudiera autorizar la importación de fusiles.

Martínez argumentó que fue el chivo expiatorio para proteger a un militar de alto rango.

El caso volvió a sonar luego de que Salvatore Mancuso reveló en su tercer día de audiencia, la semana pasada, detalles sobre el ingreso de las armas al país.

La compra de los fusiles, dice el expediente y así lo reconfirmó Mancuso, la hizo Jorge Ernesto Rojas Galindo, ex oficial del Ejército hoy preso por el atentado contra el congresista Wilson Borja, y por Humberto Ágredo Espitia, enlace de los ‘paras’ y hoy informante de E.U.

Aún quedan muchas preguntas Al expediente fueron vinculados Rojas, su esposa, Esperanza García, quien también fue absuelta; y Martínez.

Ahora, en el Contencioso cursa una demanda por su retiro injustificado del Ejército.

Rojas aceptó los cargos y se acogió a sentencia anticipada.

Tras el fallo, son muchas las preguntas que quedan sobre una de las operaciones de tráfico de armas más escandalosas en el país: ¿Quién autorizó la negociación que, por su magnitud, debía ser de Estado a Estado?; ¿Por qué, si como dice el expediente, el Ejército sabía del ingreso del arsenal por Buenaventura, no hizo nada?; Si Bulgaria se negó a entregar documentos de la compra, ¿quién facilitó faxes con documentos supuestamente firmados por Martínez con los que se realizó la compra?...

¿UNA INVESTIGACIÓN DÉBIL?.

‘‘...Sus argumentos (los de la Fiscalía) carecen de solidez y no tienen veracidad... por falta de respaldo probatorio...” Juez que exoneró al mayor Orlando Alberto Martínez.