Archivo

Incendio consumió casa de desplazadas en Bolívar

Unos 144 niños, que debían iniciar clases de primaria ayer en la denominada ‘Ciudad de las Mujeres’, en Turbaco (Bolívar), se encontraron con las ruinas de la improvisada escuela, ennegrecidas y arrasadas por el fuego.

23 de enero 2007 , 12:00 a.m.

Un incendio, la noche del 20 de enero, no sólo destruyó la sede de la Liga de Mujeres Desplazadas , en donde se educarían sus hijos, sino que también consumió las esperanzas de dejar atrás la pesadilla de la guerra.

Este hecho no es el primero con el que se hacen expresas las represalias contra este grupo de mujeres. Cuando empezó la construcción de la urbanización fue asesinado Julio Miguel Espitia, esposo de una de las líderes del grupo.

Espitia fue atacado a machetazos una noche mientras vigilaba la fábrica artesanal de ladrillos con los que se edificaba el proyecto.

Los habitantes de la ‘Ciudad de las mujeres’ aseguran que desde este homicidio nadie quería cuidar del predio y que la única seguridad con que contaron, a partir de ese momento, eran las rondas nocturnas y esporádicas de la patrulla de la Policía en la noche.

“Ya son muchas las que nos han hecho. Desde siempre hemos sentido la persecución, incluso desde el momento en que arrancamos con el proyecto.

Queremos vivir una vida normal, luchar por nuestros derechos y no nos han dejado”, asegura Marina Martínez, representante legal de la Liga de Mujeres de Bolívar.

Martínez afirma que las causas del incendio no fueron por corto circuito, ya que en días previos les habían robado los cables del servicio de energía eléctrica. Agregó que el desastre tampoco fue ocasionado por fuga de gas, ya que hasta los cilindros de gas se los robaron.

La representante llegó a la conclusión de que el incendio fue provocado. Esa aseveración fue confirmada –según ella– por el peritaje que hizo el cuerpo de Bomberos.

‘La Ciudad de las mujeres’ era una urbanización construida el año pasado en un predio conocido como ‘La Bo-nanza’, en el municipio de Turbaco (Bolívar), a veinte minutos de Cartagena.

Según habitantes de la urbanización, el fuego inició casi a la medianoche, minutos después de que una patrulla de la Policía hizo una ronda de vigilancia.

El centro comunitario de la urbanización fue construido con el esfuerzo de la Liga de mujeres desplazadas, con el apoyo de la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur). Era una edificación de ladrillos rojos, con techo de palma, que ocupaba un área de aproximadamente 150 me-tros cuadrados.

Según la Liga de Mujeres, las pérdidas materiales sobrepasan los 60 millones de pesos. A parte de la edificación, también se quemaron parte de un comedor comunitario, decenas de colchonetas y la infraestructura de una panadería. .

EN EL 2005 el proyecto ‘Ciudad de las mujeres’ recibió mención de honor en el Premio Nacional de Paz. Además de apoyo a las víctimas del conflicto, también las asesoran en procesos productivos para que puedan desarrollar alternativas económicas.