Archivo

Control a las tasas de interés es una tesis muy equivocada

El presidente del Grupo Bolívar, una organización con empresas en seguros, banca, construcción y tecnología, no duda en afirmar que el país atraviesa por un excelente momento económico.

22 de enero 2007 , 12:00 a.m.

José Alejandro Cortés un ducho empresario colombiano dice que el futuro es extraordinario, y esto es tal vez lo que más le anima cuando piensa en lo que será el nuevo Davivienda una vez adquiera a Bancafé.

Pero también advierte que hay cosas que no le gustan. Por ejemplo, el control a las tasas de interés que quedó expresado con la decisión de la Superintendencia Financiera de reversar los topes máximos para los créditos de consumo.

El viernes pasado, Cortés habló con la prensa a raíz de la firma del convenio suscrito con la Corporación Financiera Internacional (IFC) que aportará parte de los recursos para fondear la compra de Bancafe.

¿Tras la expansión del Grupo Bolívar hay más optimismo sobre la evolución de la economía? De tiempo atrás Davivienda se constituyó en la inversión más importante del Grupo Bolívar. Este grupo está dentro del sector financiero, construcción, los seguros y la tecnología, y Davivienda es lo más grande. Nosotros, al analizar la inversión adicional que teníamos para adquirir a Bancafé, tuvimos en cuenta no sólo el potencial de desarrollo de Davivienda y el banco consolidado, sino también la estabilidad que en este momento presenta Colombia y la ventana de oportunidad que tienen los colombianos de impulsar el desarrollo financiero, y desde luego, el industrial y agrícola del país.

Nosotros realmente estamos muy optimistas. Para nosotros Davivienda que era la empresa más importante del Grupo, ahora se vuelve la empresa importantísima del Grupo.

Tras la compra de Bancafé, Davivienda salta al tercer lugar en el mercado bancario.¿Se conforman con ello o aspiran a más? Nosotros por lo pronto vamos a hacer todo lo posible por prestar el mejor servicio posible a todos los clientes. Aprovecharemos todas las posibilidades para ofrecerles no sólo servicios financieros, sino los complementarios: lo que generalmente puede ofrecer un grupo de estas características. Pero yo sí creo que con Efraín a la cabeza sí vamos a buscar posiciones más interesantes.

Con los movimientos que se vienen dando en el país, el Grupo busca más inversiones? Inicialmente y durante los próximos tres o cuatro años, nosotros no prevemos adquisiciones adicionales.

¿Cómo ve usted la situación del país? Yo creo que el presidente Uribe ha hecho una excelente labor de posicionar al país como uno de las naciones de más alto desarrollo, de respeto al sector privado, de crear una conciencia social.

El sector empresarial está muy consciente de la importancia de la responsabilidad social que le corresponde, en ese sentido, habrá un adelanto muy importante en el país. No sólo porque el sector privado va a aportar parte de su conocimiento y recursos hacia el desarrollo social, sino también porque el Gobierno hoy cuenta con más recursos para ayudar a las clases menos favorecidas.

Creo que la economía seguirá creciendo de manera importante y posiblemente no a la tasa que creció el año pasado, pero sí a un ritmo importante alrededor del 5,5 por ciento.

Los cambios recientes dados en las tasas de usura han sido muy criticados por los banqueros. ¿Cómo vió usted? La apreciación personal mía es que uno le debe dejar el tema de las tasas de interés a la libre competencia. Si se abre un espacio para que libremente compitan las instituciones financieras, automáticamente se van a presentar reducción en las tasas de interés.

Si se van a presentar controles inmediatamente se distorsiona la competencia y los elementos que son básicos para ella, y consecuentemente eso limita el crecimiento y la capacidad de las entidades financieras para atender las necesidades del pueblo colombiano.

Esas tesis de controles a las tasas son equivocadas.

¿Su organización está preparada para enfrentar la fuerte competencia internacional que llega al país? Creo que estamos preparados para enfrentar esa competencia internacional.

Yo hago parte de un Grupo de personas y represento una empresa que también, con otras del país, está trabajando en el tema de la competitividad que se hace necesaria a raíz de la globalización y de los Tratados de Libre comercio en los que está interesado el país. Veo no sólo para el sector financiero, sino para el industrial y comercial muchas posibilidades dentro de ese mundo internacionalizado.

SU IMAGEN José Alejandro Cortés es un ejemplo de trabajo, capacidad, y de éxito.

Además de conocido como un ducho empresario, es reconocido como uno de los grandes tenistas que ha tenido el país. Fue campeón nacional entre 1960 y 1964, y subcampeón suramericano. Como atleta, corrió los 400 metros. Sus colegas empresarios, lo describen como un visionario.