Archivo

Gabriel Puerta y ‘Guacamayo’ quedarían libres en 4 años

Tan solo 7 meses después de ser extraditado a E.U., Gabriel Puerta Parra, alias ‘El viejo’ –socio del cartel de Medellín, del norte del Valle y de los paramilitares–, logró una sentencia inusitada para un delincuente de su calibre: 11 años de prisión.

22 de enero 2007 , 12:00 a.m.

A pesar de haber estado durante años en la lista de los narcotraficantes colombianos más buscados por la justicia estadounidense, una corte del sur de La Florida lo sentenció a tan solo 11 años de prisión, que, con las rebajas y los demás beneficios, podrían poner en la calle a Puerta Parra en 4 años.

La decisión fue tomada el pasado 15 de diciembre, pero quedó en firme la semana pasada, según informaron fuentes judiciales que agregaron que la negociación de la pena –que incluyó colaboración con la justicia– la adelantaron los abogados Víctor Rocha y Joaquín Pérez.

“Puerta (de 64 años) es uno de los narcos más viejos, incluso ya había negociado su sometimiento con la justicia colombiana en 1993 –recordó la fuente–. Tenía mucho que contar de los carteles y de sus relaciones mafiosas con las autodefensas”.

Efectivamente, como lo reveló EL TIEMPO en el 2005, Puerta le pidió, sin suerte, a la cúpula paramilitar que lo admitiera como uno de sus comandantes, tal como lo hicieron con capos como los mellizos Mejía, Juan Carlos Sierra, ‘el Tuso’; Ramiro Vanoy, ‘Cuco’, y Javier Zuluaga Lindo, alias ‘Gordo Lindo’.

Otro que acaba de recibir una baja condena (9 años de prisión) es Carlos José Robayo Escobar, alias ‘Guacamayo’, mano derecha y jefe de seguridad del gran capo Diego Montoya Sánchez, ‘don Diego’, a quien la Policía colombiana le dio un duro golpe esta semana (ver recuadro).

Aunque ‘Guacamayo’ inicialmente se negó a cooperar, cambió de opinión cuando –como señal de advertencia– el capo ordenó asesinar a sus hermanos ‘Mamoncillo’, ‘Puma’ y ‘Mico seco’, que pertenecían a ‘Los Machos’, ejército privado de ‘don Diego’, y que fueron asesinados por sus propios sicarios.

Desde entonces, ‘Guacamayo’ empezó a dar información clave sobre narcotráfico y sobre los nexos de miembros de la Fuerza Pública y el DAS con el cartel del norte del Valle. Incluso, aseguró que un senador recibió dinero del narcotráfico para realizar gestiones para su sometimiento. “Su colaboración ha sido muy valiosa y ya se empezaron a ver sus resultados”, aseguró una persona cercana al caso.

Tanto Puerta como ‘Guacamayo’ permanecen en prisiones de Miami. El primero, fue capturado en La Vega (Cundinamarca) el 7 de octubre del 2004 y extraditado en mayo del 2006, y ‘Guacamayo’, capturado en marzo del 2005 en Bogotá y enviado a Estados Unidos un año después.

u.investigativa@eltiempo.com.co .

El ‘pool’ de abogados de los hermanos Montoya.

Varios de los investigadores que participaron en la captura de Eugenio Montoya Sánchez -jefe de finanzas y hermano del capo Diego Montoya- quedaron literalmente aterrados cuando los abogados que lo acompañaban se empezaron a identificar.

“Varios de ellos litigan en la Fiscalía y manejan varios de los más importantes procesos antinarcóticos”, aseguró un investigador.

Una de ellas es Luz Marina Ojeda Tirado, quien al momento de la captura entró en una crisis de nervios, pero que el jueves madrugó a preguntar por su cliente.

El otro destacado abogado es José Joaquín Caicedo Perdomo (c.c. 17’087344), académico respetado en varios círculos del derecho. Con ellos estaban José Salustio Quirós Vásquez, José Gildardo Montoya Patiño y Martha Luz Rico de Duque, esta última de Amalfi (Antioquia).

El más sorprendido con el operativo fue Irvin Lighter, estadounidense (pasaporte 420303391), quien aseguró que acababa de llegar a Colombia para dar un simple concepto jurídico. Pero las autoridades han establecido que Lighter incluso ha tenido oficina permanente en Medellín.

Todos quedaron en libertad, a excepción de Germán Romero, conductor de Eugenio Montoya, y quien tenía orden de captura por narcotráfico. Se indaga por qué Eugenio Montoya portaba un certificado judicial a nombre de Marco Antonio Mondragón Matuk y el pasaporte de Wilson Rodríguez Beleño.

.

LA IMPORTANCIA DE PUERTA.

‘‘Puerta es uno de los narcos más viejos...Tenía mucho que contar de los carteles y de sus relaciones mafiosas con las autodefensas”.

Fuente judicial que conoce de cerca el caso.