Archivo

DEJEN MORIR EN PAZ A LOS PUERTOS

Colpuertos está en su últimos estertores: dentro de cinco días dejará de existir. Pero mientras tanto, aún se presentan quejas. En el Comité de Usuarios del Terminal Marítimo (Cutma) consideran que hay mucha lentitud en los trámites.

23 de julio 1993 , 12:00 a.m.

Se ha disminuido el horario de atención de la Aduana y con la salida de personal de ésta y de Colpuertos, el movimiento es más lento sostiene Marcos Orjuela vicepresidente técnico y de servicios del Cutma esto nos hace pagar unas altas tarifas por cada día de atraso .

Si después de 10 días no han salido las mercancías, deben pagar 1 500 pesos por día adicional. Si llegan al día 21, la tarifa aumenta a tres mil pesos diarios. Señala Orjuela que la Aduana (hoy Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales, DIAN) y Colpuertos son los reponsables indirectos de esto debido a su incapacidad operativa.

Aunque el Administrador de la DIAN, José Ortiz, coincide en que los equipos para cargue y descargue de contenedores son insuficientes para la alta demanda, asegura que los trámites para inspección de mercancía no demoran más de un día.

Según Ortiz, actualmente hay ocho inspectores de la DIAN disponibles las 24 horas y los fines de semana, pero su labor depende de que las naves requieran sus servicios con anticipación. El retraso se presenta en el desplazamiento de la carga desde el buque hasta el lugar de inspección y esto no depende ni de nosotros ni de puertos, sino de los agentes aduaneros . Esta labor puede prologarse hasta tres días.

Pero EL TIEMPO-Cali confirmó que no hay congestión en los puertos, ni de carga ni de buques. De los 10 muelles disponibles, hace dos días había cuatro libres, y de los seis elevadores gigantes para mover contenedores (tres de Colpuertos y tres alquilados) solo dos estaban en funcionamiento.

El gerente de Colpuertos, Ricardo Sanabria desmintió que se hubieran presentado problemas de congestión por culpa del recorte de personal. Aún quedan doscientos operarios de la entidad y los que han salido, se han remplazado por personal de las cooperativas . Subrayó además que aún se cobran las tarifas completas porque el servicio es total. A partir del próximo jueves, las tarifas rebajarán en un 50 por ciento .

Sin embargo, Sanabria acepta que harían falta más elevadores gigantes pero esto ya entra a ser un problema de la nueva sociedad que tomará el mando de los puertos.

A pocos días de acabarse una empresa que tiene alrededor 50 años de vida y asegurando que prestará el servicio lo mejor posible hasta el próximo miércoles, el gerente de Colpuertos solo pide que dejen morir los puertos en paz .

Un día flojo Hace dos días, el movimiento en los puertos fue muy escaso. Solo había 85 camiones cargando mercancía y 50 descargando azúcar y café, cuando en un día normal hay 200 y 100 camiones respectivamente.

En cuanto a barcos, únicamente había seis naves atracadas y tres esperando hacerlo: dos que aún no han completado la documentación y otra por solicitud de la compañía a la espera de carga. Lo normal es que haya 8 ó 10 esperando turno.

Sin embargo, de acuerdo con los datos de Ricardo Sanabria, este año no le ha ido mal a puertos. En lo corrido del 93 se han movido 2 100 000 toneladas; un 26 por ciento más con respecto al mismo semestre en 1992 y la expectativa es que este año se llegue a los cinco millones de toneladas.