Archivo

El clima nos pone en ascuas

El embajador de la isla de Tuvalu ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Enele Sopoaga, se ha dedicado a recorrer el mundo para pedir ayuda y evitar que el mar se trague su país, el cuarto más pequeño del planeta, situado en el Pacífico Sur.

21 de enero 2007 , 12:00 a.m.

El último llamado de alerta de Sopoaga incluyó un diagnóstico alarmante. El cambio climático, que ha causado el aumento de las mareas, ha generado inundaciones en los 24 kilómetros cuadrados del territorio insular. Los 12 mil habitantes han tenido que abandonar sus casas para refugiarse en las iglesias, las únicas construcciones de cemento en todo el lugar.

Aunque él espera que la isla no deba ser evacuda, muchos pobladores han emigrado a países vecinos. “Para Tuvalu, el cambio climático es real, y es una amenaza tan grave como el terrorismo”,dice el diplomático.

El clima está enloquecido y el calentamiento de la tierra se ha convertido en una amenaza, tanto para esta diminuta nación como para el futuro del mundo. Lo advirtió Koffi Annan, ex secretario general de la ONU en 2006, cuando dijo que “ese fenómeno no es un problema ambiental sino un riesgo para la paz y la seguridad”.

Algunos lugares de Europa, en lugar de un invierno frío e inclemente, enfrentan por estos días temperaturas que hacen recordar una inusual primavera. Según el Instituto de Meteorología de Rusia, por ejemplo, las temperaturas son, en promedio, 10 grados más altas que las habituales. Los más incómodos son los osos porque el calor no los deja dormir y trastocó su periodo de hibernación.

Otras naciones como Holanda, Polonia, Inglaterra y la República Checa resistieron el viernes la tormenta más dura desde el 2002, que en Alemania se convirtió en huracán. 29 personas murieron.

Tommy Kilaodluk, un cazador de renos en el ártico canadiense, en América del Norte, también vive su propio drama. Él ha notado que los animales han emigrado en busca de tierras más frías y ha visto que hay más rocas expuestas al sol por falta de nieve. Incluso, también observa insectos de tierras templadas.

Aumentan emisiones Los cambios de comportamiento del clima se producen, según algunos expertos, por el efecto invernadero.

Según la Secretaría de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, los países industrializados que hacen parte de este organismo aumentaron las emisiones de gases –que suben la temperatura –en un 11 por ciento entre 1990 y 2004. Por eso, la década de los 90 fue la más calurosa de la historia.

Ya están en peligro desde especies migratorias como murciélagos, tortugas, pájaros, ballenas y mariposas, que se guían por la temperatura del medio ambiente y que ahora no pueden completar sus travesías, hasta lugares que son patrimonio de la humanidad.

Entre ellos figuran los corales de Bélice y Australia (especie que muere cuando el mar se calienta en exceso) y zonas arqueológicas como Langeeban, en Sudáfrica, donde se hallaron las huellas más antiguas dejadas por el hombre hace 117 mil años. La región podría quedar bajo el agua.

Según la Agencia Internacional de Energía (AIE), Suecia y Dinamarca son los estados que menos contaminan. Los que más aportan metano y dióxido de carbono son China, Malasia y E.U Aun así, faltan acciones para frenar la inestabilidad del clima. Lo dice Matthias Duwe, director de Climate Action Europe, ONG de Bélgica: “Si evitar el calentamiento fuera una olimpiada, ningún país ganaría medallas”.

javsil@eltiempo.com.co .

7.068 .

millones de toneladas de dióxido de carbono envió a la atmósfera E.U en el 2004. Colombia produjo 152 millones.