Archivo

FORO DEL LECTOR

21 de enero 2007 , 12:00 a.m.

- - Argumentos inauditos Señor Director: Es inaudito que Fernando Londoño intente exonerar en su columna a los responsables de la masacre de Jamundí, donde 10 miembros de una unidad élite de la Policía Antinarcóticos fueron acribillados por unidades de un batallón de alta montaña, comandado por el coronel Carvajal. No es con argumentos tan cínicos y deleznables como los esgrimidos por el controvertido ex ministro como se va a reivindicar la honra del Ejército en este lamentable episodio.

Juan Esteban Carrasco Peña Bogotá.

- Una derrota cantada Señor Director: Da pena la derrota cinco a cero de los sub-20. Pero estaba cantada. Es increíble que a unos muchachos de 20 años se les note falta de actitud, de garra, de mentalidad ganadora, de amor a la camiseta, como sí las muestran Paraguay, Argentina, Brasil y Uruguay. No hay en esta selección muy buenos jugadores, pero varios se sienten figuras y juegan para ellos, para que los vean.

El técnico pecó por no darles continuidad. ¿Quién dijo que unos muchachos de 19 años están cansados en el segundo partido? Si eso es todo lo que tenemos como cantera, pronto Bolivia y Venezuela nos comenzarán a golear. ¿No será que siguen las roscas para poner jugadores? Pedro Samuel Hernández G.

* * * * Señor Director: ¿Por qué los periodistas deportivos de la radio y la TV no se limitan a narrar? Bastante paja hablaron con la primera victoria por ser Argentina el rival. Que Pino era un mago (yo no le he visto la magia todavía); que se lo estaban peleando equipos de todo el mundo. Luego, cuando pierden, los revientan con todo y técnico.

Fernando Tenorio.

- Que repartan las guacas Señor Director: Lo más justo para el sufrido y desprestigiado pueblo colombiano, por culpa del narcotráfico, sería que el Gobierno reparta el dinero de las guacas de Cali entre los 44 millones, según el último censo. A cada colombiano le correspondería un poco más de un millón de pesos. Como caídos del cielo. Se podrían resolver los problemas de miseria, salud, educación, de tantos compatriotas. Y el Gobierno, por un gran tiempo, se podría olvidar de su déficit fiscal y su falta de recursos para subsidiar vivienda de interés social, para pagar las pensiones, o para sostener el Sisbén. Y destinarlos para fortalecer de manera real los sistemas de salud, educación, infraestructura y seguridad del país.

Y, de ñapa, dejaría a la guerrilla y a los ‘paras’ agonizando, porque la gran mayoría desertaría para reclamar su parte. Nada descabellado.

Ricardo Gómez T.

* * * * Señor Director : La plata mal habida y encaletada por los ‘Chupetas’ o por las Farc, no es del Gobierno. Es de todos los colombianos y, por eso, la deben recibir todos, no unos pocos. Si la deuda externa colombiana es un pasivo de todos, por ejemplo, pues para pagar deuda externa sería un más equitativo destino.

Cuando lo incautado no se pueda dolarizar, pues a pagar deuda interna, que también es un pasivo de todos.

Rodrigo Bernal .

- Tragedias en las piscinas Señor Director: Me refiero al editorial ‘Una tragedia inadmisible’ (20-01-7). También a lo que escribió en el Foro el ingeniero Roca sobre las piscinas. Es cierto.

Para impedir que se repita en Colombia la muerte de 290 niños en piscinas, como ocurrió en tiempos recientes, hay que empezar porque la planta de tratamiento no esté en funcionamiento cuando la piscina está ocupada. Los ductos no deben tener tapas de plástico, que se quiebran y corrompen, sino de grueso y pulido acero inoxidable. Y no se debe permitir que una piscina pública esté ocupada sin la presencia de un salvavidas, que puede ser el mismo que atiende su tratamiento y la limpieza de su entorno. Las piscinas públicas son negocios y, como reza el dicho, el que tiene tienda, que la atienda.

Camilo Pinzón Pizano Arquitecto * * * * Señor Director: Nicolás también se llamaba un niño que cayó a un pozo hace casi 30 años y que se convirtió en ícono nacional. Soy ingeniero civil y lo primero de lo que uno debe percatarse es de que haya las condiciones mínimas de seguridad en todas las instalaciones de un hotel. La bomba de succión ha debido tener doble reja de seguridad en acero inoxidable, y su diámetro inicial ha debido ser mucho menor. Este doloroso caso demuestra que la gran mayoría de todos nuestros niños son víctimas de la irresponsabilidad de los mayores.

Nelson Marmolejo * * * * Señor Director: Lamentablemente se perdió la vida de un niño, pero lo acontecido en Cartagena debe servirnos como voz de alerta, pues yo, un viajero y aficionado a las piscinas, veo que esa tragedia puede repetirse en muchas otras de hoteles de varias estrellas que tienen grandes ductos, de hasta 40 centímetros. Y algo peor: apenas conozco uno o dos hoteles con personal siempre listo a impedir que los niños utilicen las piscinas de adultos, o que estén en condiciones de peligro.

Marino Barrero Albarracín Cali .

- Nos estamos recalentando Señor Director: Lástima que la mayoría de los que amamos la Tierra no podamos hacer mucho por salvarla de enemigos tan irreflexivos como Estados Unidos y ahora los chinos. Sin que ellos adhieran al tratado de Kyoto es muy difícil proteger el planeta del calentamiento global, que puede acabar con el bienestar y la paz y con muchos lugares cercanos al mar, como Cartagena, Santa Marta y San Andrés.

Dios quiera que el reemplazo pronto del petróleo por la energía solar sea el camino, en buena hora señalado por los europeos. Y que Colombia se dedique a prevenir tragedias en nuestra bella islita construyendo muros de contención y espolones en San Luis, con lo cual, además, ejercería actos de soberanía frente a Nicaragua.

Eli Marín Bogotá * * * * Señor Director: Preocupante el panorama que se avecina. El mayor contaminador del mundo es Estados Unidos, con el presidente Bush a la cabeza, a pesar de haber sido castigados por el huracán ‘Katrina’, el cual les causó una gran emergencia y mostró ante el mundo que la naturaleza es viva y se defiende de las atrocidades a las que la sometemos. ¿Se imaginan lo que puede pasar en la Tierra dentro de 50 años más? Es un panorama muy preocupante. Más cuando seguimos fumigando con glifosato el pulmón del mundo. Solo nos queda pedirle a Dios que nos libre de una catástrofe.

Carlos Vinasco