Archivo

¿Uribe III?

Ayer, EL TIEMPO informó que en Nobsa (Boyacá) están apareciendo objetos voladores no identificados. Cada quien tiene su teoría. Esas son ruanas que se lleva el viento, pues allá son las fábricas, dijo una señora, muy aseñorada, que vende papita y habita pelada.

20 de enero 2007 , 12:00 a.m.

¿Qué será lo que sobrevuela esa bella región? Son pequeños objetos que cambian de colores, dicen. Que son azules y se vuelven rojos o amarillos y se ponen blancos. No hay que descartar los ovnis. Pero, ¿no será que el viento se está llevando a ciertos políticos o políticos inciertos? Todo pinta, pues muchos son sujetos voladores, no muy identificados ni por la justicia. Y cambian de colores como camaleones: de rojo liberal pasan a azul regalado, o a amarillo “Polito”. Y dicen que se ponen blancos cuando los pillan haciendo parte de las listas de los ‘paras’.

Alguien muy perspicaz dijo que son pequeñas naves gringas que sobrevuelan la cárcel de Cómbita. Que van a comenzar a aterrizar silenciosamente para llevarse a los extraditables. Que por eso el Presidente sacó de allí a ‘don Berna’. Y que los ‘paras’ le exigieron –porque los ‘paras’ le exigen a Uribe– que se lo llevara de inmediato para Itagüí.

Yo puedo pensar –sí, furibistas, puedo pensar– que lo que se vio en días pasados sobre los cielos boyacenses era una pequeña aeronave del empresario Julio Mario Santo Domingo, lista a dejar caer sobre la hacienda ‘Plato Grande’, donde se reúnen los presidentes, la propuesta de reelección.

Cuando el Presidente estaba rodeado de su gabinete y su bancada, casi todos de ruana, como se ponen al país, como en un ovni llegó el mensaje en que el industrial dice que no le molestaría –en traducción simultánea, léase que le gustaría– que el Presidente salga para el tercero. O sea, no Uribe III, sino Álvaro I por siempre. “¡Erda!”, como dicen en la tierra del industrial. Y luego critican a Chávez.

Quiere decir esto que en ‘Plato Grande’ sirvieron conejo en salsa para todo el país. La Corte Constitucional aprobó la reelección por una sola vez, pero puede venir otro articulito, los grandes intereses políticos y económicos, las compras de conciencias y nos van a hacer bailar el tres por derecha.

Esto va en serio. Es muy diciente que se haya ventilado la propuesta en ‘Plato Grande’. Y más diciente que venga de quien viene, lo cual indica que les está yendo como nunca en este Gobierno, bendito Dios, mijitos, a los grandes cacaítos. Rico así.

Es muy temprano para matar marrano, decimos en noviembre en mi bella Suaita, pero es que “el poder para qué”. Y ojo que no digo y el poder ‘para’, ¿qué? Consuela que a Uribe la gente no lo reelegirá mientras no capture a ‘Tirofijo’, por ejemplo. O mientras no haga la paz con las Farc. O mientras los trabajadores no recuperen sus conquistas laborales (cesantías, horas extras) que les ha quitado. O mientras siga privatizando y dejando al Estado sin activos, o dándole “el negocio” de la salud al sector privado. O mientras siga esta corrupción y esta politiquería.

Pero, cuidado, que la frase de los patrones atrevidos a las niñas de adentro –“es por una sola vez”– puede resultar palabra de cuentero, más en un país donde no hay una oposición fuerte y resuelta, ni partidos cohesionados, ni un verdadero líder popular. Y donde es más fácil que bajemos un ovni a cauchera a que dejen llegar a un representante del pueblo a la Presidencia.

Hay que reconocerle a Uribe que tiene a raya a las Farc y hay más inversión en Colombia. Pero lo demás ha sido malo para el pueblo trabajador. Y la triple reelección sería una burla para la democracia, para la institucionalidad y para el pueblo, que va a creer más en los ovnis que en los políticos. Y para Uribe mismo, que haría más campaña que gobierno. Señor Presidente, usted dijo que no, recién reelegido. ¿Palabra de paisa? Dígalo de una.

luioch@eltiempo.com.co