Archivo

‘Chávez y Putin usan la apertura para cerrarse’

La liberalización de los mercados mundiales les abrió las puertas a Hugo Chávez y a Vladimir Putin, las mismas que ahora ellos están cerrando. Al reestablecer el control estatal de sus economías, los líderes de Venezuela y Rusia están actuando contra los mismos flujos de capital y mercados expandidos que primeramente impulsaron a sus países productores de petróleo.

17 de enero 2007 , 12:00 a.m.

“Estos países se beneficiaron con la globalización, pero ahora le dan la espalda”, dice George Magnus, asesor de UBS AG en Londres. “Todo se relaciona con el cambio en el poder que viene con el dinero”.

Los dos líderes, cuyas economías se beneficiaron del alza al triple en los precios del petróleo registrada desde el 2002, no son los únicos que están rechazando la globalización. La semana pasada, el gobierno militar de Tailandia impuso nuevas restricciones a la propiedad extranjera de empresas.

El nuevo presidente de Ecuador, Rafael Correa, dijo que renegociará la deuda externa del país a fin de liberar dinero para gastar en programas sociales.

El presidente de Bolivia, Evo Morales, está obligando a Petrobras de Brasil y a Repsol-YPF de España a renunciar a su control mayoritario de los activos.

Aunque los políticos nacionalistas y las economías ricas en recursos quizás estén disfrutando del momento, morder la mano que los alimenta podría llevar a una caída en la inversión extranjera y a debilitar el crecimiento, dicen economistas. Bloomberg