Archivo

Mancuso involucra a general en masacre

Esta vez la confesión de Salvatore Mancuso sí dio un primer sacudón a personajes de instituciones del Estado. A diferencia de sus dos primeras jornadas, en diciembre, ayer ‘prendió el ventilador’.

16 de enero 2007 , 12:00 a.m.

El ex jefe de las Auc aseguró que el general Alfonso Manosalva, hoy fallecido, cuando se desempeñó como comandante de la Cuarta Brigada del Ejército con sede en Medellín, les dio información a los paramilitares para llevar a cabo la masacre de El Aro (Antioquia), en 1996, en la que murieron 15 campesinos.

Mancuso también admitió que, “fusil en mano”, en las elecciones del 98, los paramilitares obligaron a votar en sus áreas de influencia por Horacio Serpa en la primera vuelta, y por Andrés Pastrana, en la segunda.

Asimismo insistió en la existencia de un grupo de notables que asesoraba a las Auc y dijo que de él hacían parte militares, miembros de la Iglesia, del alto gobierno y del bajo mundo.

Si bien, las revelaciones son explosivas, llama la atención que Mancuso siga acusando a fallecidos ¿Confesará todo lo que sabe? ¿O solo seleccionará episodios ‘poco’ comprometedores para presionar a sectores estratégicos y así lograr beneficios? 1-3.

RECONOCIÓ INJERENCIA EN ELECCIONES ''Con fusil en mano, se obligó a votar (en las presidenciales de 1998) por Serpa en la primera vuelta, y por Pastrana en la segunda.” Salvatore Mancuso, ex jefe paramilitar.