Archivo

Cómo desarrollar una mente preciosa

Edward de Bono, el famoso autor de dos muy reconocidos libros en el mundo de la creatividad empresarial -El pensamiento Lateral y Los seis sombreros del pensamiento, ha publicado -entre muchos otros libros (67 en total), uno cuyo contenido nos llamó mucho la atención. Se trata de How to have a beautiful mind (Cómo tener una mente preciosa) -Editorial Vermilion. Dice el célebre profesor de Malta que una mente preciosa no es la que resuelve de manera aislada complejos problemas sino aquella que interactúa de manera eficaz con la mente de otras personas, para producir soluciones óptimas. A continuación presentamos una selección de algunas de las sugerencias -resumidas- de este destacado Ph.D.:

15 de enero 2007 , 12:00 a.m.

* Una mente preciosa es aquella que es admirada por los demás gracias a su especial habilidad para intercambiar ideas de manera interesante y constructiva.

* Una discusión debe ser un intento genuino para explorar en profundidad un asunto, y no una batalla entre egos que compiten por la supremacía.

* En todo debate hay que buscar primero los puntos de acuerdo con lo que dice la otra persona.

* No es necesario tener siempre la razón. Hay que dejar de pensar en la imagen propia y enfocarse más bien en el tema de discusión.

* Es muy importante usar la expresión ‘probablemente’ en lugar de ‘con certeza’.

* Una cosa es estar en contra de una opinión y otra cosa es tener una opinión diferente. Expresar esta diferencia cuando sea del caso, facilita la discusión.

* Es clave analizar lo más profundamente posible la naturaleza de las diferencias de opinión. Compararlas en detalle, con cuidado y mente abierta facilita este proceso.

* Una vez determinadas las diferencias hay que intentar reconciliar lo que se pueda y dejar claro aquello en donde las posiciones son irreconciliables.

* Generar ideas creativas refresca los debates. Hay que producir nuevas ideas imaginativas que puedan señalar nuevos rumbos de solución a los problemas.

* Siempre hay que buscar el ángulo o los ingredientes interesantes en las posiciones de los demás antes de descalificar por completo sus propuestas.

* Pida explicaciones cuando no esté seguro de haber comprendido bien una idea de la otra persona.

* Use historias, anécdotas, ejemplos, metáforas, etc., para tratar de explicar en forma sencilla algo complejo.

* Esté siempre dispuesto a modificar su idea acogiendo elementos valiosos de las ideas de los demás, para que sea más práctica. Una vez haya surgido una buena idea, de la discusión, aceptada por todos o la gran mayoría, debe trabajarse como una idea de todos, no como una idea de una sola persona.

* Escuchar no es simplemente esperar de manera impaciente a que los demás terminen de hablar para poder uno hablar.

* En puntos delicados vale la pena repetirle al interlocutor lo que se comprendió de su propuesta. Esto con el ánimo de disipar cualquier duda oportunamente.

* En materias complejas vale la pena hacer preguntas abiertas, no cerradas (cuya respuesta sea sencillamente sí o no), ésto ayuda a explorar el asunto con una mayor cobertura.

* Los conceptos son ingredientes claves del pensamiento. No hay que desecharlos o subestimarlos porque supuestamente son abstractos o difusos.

Los conceptos son los padres de las buenas ideas prácticas.

* Una mente que explora un gran número de opciones es una mente más preciosa que la que se conforma con las primeras alternativas que se le ocurren.

* Las emociones y los sentimientos son un componente esencial del pensamiento porque en últimas, las decisiones se basan en los sentimientos y las emociones, que son la manera en que incorporamos nuestros valores a las situaciones.

* No siempre se tiene que estar a favor o en contra de una idea, en todas las circunstancias. Si éstas cambian es posible que lo inteligente sea cambiar de opinión.

* La prioridad de nuestros valores depende de las circunstancias. Hay que tener esta flexibilidad, que no implica laxitud, sino realismo.

* El humor es un elemento clave de una mente preciosa. El humor aligera las discusiones pesadas. El humor estimula la creatividad. El humor entretiene facilitando así la búsqueda de soluciones aceptadas por el mayor número posible de personas.

* El humor permite la especulación, las exageraciones, y las propuestas absurdas, que pueden ser fuente valiosa de respuestas originales y efectivas.

* No se debe pretender saber más de un asunto de lo que realmente se conoce.

Incluso a veces la ignorancia es conveniente para abrir la mente y buscar acuerdos con los aportes de los demás.

* Una opinión puede modificarse cuando se aceptan los valores de otras personas.

* Las interrupciones son rudas y nocivas. Sólo se debe interrumpir cuando hay un dato equivocado, para pedir aclaraciones, para señalar errores de lógica o para cuestionar una generalización inapropiada.

* Una mente preciosa es una mente en constante aprendizaje; es una mente constructiva; es una mente que busca la verdad y la comprensión plena de los asuntos; es una mente que hace que las conversaciones sean enriquecedoras y entretenidas.