Archivo

CARTAS A LA DEFENSORA

15 de enero 2007 , 12:00 a.m.

SOBRE CENTRO COMERCIAL Señora Defensora: Es lamentable la forma como El TIEMPO, el 23 de diciembre, manipuló la información sobre el centro comercial Santafé al titularla ‘Todas las licencias de Santafé son legales’. Si bien se colocan las comillas, la fuerza del titular desorienta al lector induciéndolo a creer que se trata de un pronunciamiento definitivo, cuando solo son las afirmaciones de la gerente del centro comercial, las cuales son materia de investigación y fallo por parte de las autoridades. Mauricio Reyes Villamizar R/ En primer lugar, debo aclararle que el periódico ha publicado diversas notas que registran la polémica que se ha presentado por la construcción del centro comercial. De hecho, la información aparecida en el periódico el 19 de diciembre se titulaba ‘Nuevos reparos al centro Santafé’, y la que usted menciona, publicada el 23, registra la respuesta que dieron las directivas del centro comercial al estudio técnico presentado por la Personería Distrital.

No obstante, usted tiene razón en que se ha debido hacer la atribución en el título. Por ejemplo, titular ‘Santafé dice que todas las licencia son legales’ habría contribuido a una mayor claridad sobre la información.

Agradezco su observación.

COMENTARIO A UNA NOTA Señora Defensora: Dice la nota del 23 de diciembre sobre el derrumbe de una pared que mató a una niña en un barrio de Bogotá: “Voceros de la Policía explicaron ayer que el desplome de la pared obedeció al desgaste de esa estructura y a la fuerza que hizo la mujer al tirar una de las cuerdas”, y el reportero, perezoso, muy seguramente sin conocer el sitio de la tragedia, lo reproduce tranquilamente.

No se menciona si el muro estaba confinado, como lo establece la Norma de Sismorresistencia; si se encontraba pañetado, si era de ladrillo o bloque, si presentaba humedad en su asentamiento, si tenía fisuras, etc., etc., y termina sindicando a la pobre mujer de haber ocasionado la muerte de su sobrina.

Más bien valdría la oportunidad para que EL TIEMPO hiciera caer en la cuenta a la ciudad sobre los peligros de la mayoría de las construcciones informales, que no tienen las debidas condiciones de estabilidad.

Francisco Pardo Téllez R/ Agradezco sus observaciones. Sin embargo, considero que la información sobre el hecho, de por sí lamentable, es completa y objetiva. En ningún momento el reportero hace una sindicación, simplemente recoge lo señalado por los voceros de la Policía acerca de las posibles causas que motivaron la tragedia, cuya investigación corresponde a las autoridades. Por lo demás, el reportero, a manera de denuncia, señala el riesgo que representan tales construcciones. “Este tipo de muertes –dice–, tipificadas como accidentales por el Instituto de Medicina Legal, son más comunes en el país de lo que se cree. Según las cifras, en promedio, ocho personas mueren cada día por esta clase de accidentes”. .

SOBRE LA FUERZA PÚBLICA Señora Defensora: Es injusto que EL TIEMPO del 19 de diciembre muestre como noticia del año los descalabros de la fuerza pública. Pareciera que lo único destacable de los militares son sus errores. No se menciona por ningún lado nada sobre los excesos de la guerrilla, ni tampoco se dice nada de capturas ni enfrentamientos. ¿Será que la intención es cubrir con un manto de silencio a la delincuencia para favorecerla, y señalar con dedo acusador al Estado, porque se genera así más venta de periódico y pauta publicitaria? No es que ahora entiendan que hay que callar los errores. Al fin y al cabo somos humanos y no hay persona tan perfecta que no los cometa. Pero resaltar los errores crea el efecto contrario: tanta divulgación los hace ver ‘normales’, y los castigos tardíos que generan ‘polémica’ le muestran a la gente que nadie sale castigado.

Óscar Fernando Amado Garrido R/ La Defensora disiente de sus apreciaciones. No se pueden equiparar las instituciones militares con los movimientos al margen de la ley. Es precisamente esa diferencia la que lleva a que haya una mayor exigencia de responsabilidad en el actuar de los organismos del Estado.

De otro lado, como los ‘escándalos militares’ a los que se refiere la nota no son ‘normales’, el periódico se ocupó de registrarlos como hechos negativos en el balance del año. Igualmente, estas denuncias de la prensa exigen el castigo de los responsables por el daño que hacen al buen nombre de las instituciones. Gracias por su carta.

INFORMACIÓN CIENTÍFICA Señora Defensora: ¿Cómo es posible que el periódico le dé tan poca importancia a la ciencia, si se compara el espacio que se le dedica al tarot, el horóscopo, la quiromancia, la astrología y todas aquellas formas de conocer el futuro? La ciencia debe ser apoyada por la prensa y tenemos el compromiso no solo de difundir sus logros sino de alentar y destacar a todos aquellos quienes, gracias a su arduo trabajo y dedicación, logran mejorar el conocimiento sobre cualquier tema desconocido y complejo. Nuestro compromiso con la ciencia no parece contraponerse a la difusión de las ventajas de la aromaterapia o el color de las velas.

Alfredo Mendoza R/ La Defensora considera valiosa su observación y la publica porque es importante que el periódico preste atención a quejas como la suya. Agradezco su carta.

OTRAS VOCES “De acuerdo con la noticia publicada el 28 de diciembre, se buscaron plantaciones de coca en el Ecuador ‘en las coordenadas 20 grados 0 minutos latitud norte y 76 grados 20 minutos de longitud occidental’ y no encontraron nada. Me parece muy probable que no haya nada, ya que estas coordenadas corresponden a un sitio cercano a Guantánamo (Cuba). ¡Muy buena la inocentada!” Alberto Carrizosa Alajmo “En la escritura de nombres científicos, la norma establece el empleo de mayúscula como inicial del género en plantas y animales, desde la flor nacional hasta la molesta pulga: Cattleya trianae y Pulex irritans.

No obstante, con frecuencia la incumplen, como en la edición del 3 de diciembre, donde escriben ‘homo’ y ‘paranthropus’. El Manual de redacción también recoge la norma sobre el uso de plural en las siglas, pero el 9 de diciembre escriben ‘DVDS’. Y ¿qué tal con la que sale el corresponsal en Santander? ¿Que los tigres de Bengala son originarios de África? Si encuentra tigres allá, están en un zoológico o en un circo.” Vicente Hernando Cardona “No es la primera vez que algunos pseudoforistas convierten las páginas electrónicas del periódico en auténticos muladares; pero en esta oportunidad –sobre el presidente electo del vecino y hermano país de Ecuador– la ramplonería no es solo un acto de patanería personal, son los ladrillos para construir y reforzar el muro de aislamiento y de desdén que, cada vez más, nos separa de la comunidad internacional.” Carlos Alfonso Rojas Valdiri “En la carta que le publicó el 18 de diciembre a la novel escritora Claudia K. Quiroga, la narradora se muestra disgustada porque se la calificó de ‘colombiana’ y ella habría preferido que la designaran como ‘santandereana’.

Por favor, nuestra patria grande es Colombia y somos colombianos antes que lugareños.” Jaime Perea R.

CONTACTE A LA DEFENSORA Envíe sus reclamos Y sugerencias al siguiente correo electrónico: deflector@eltiempo.com.co