Archivo

La canción más triste del lunes

Casi todo lo que tiene que ver con Bob Geldof nace en una noticia. Así se le ocurrió Live Aid, después de ver un noticiero, y también así nació su canción más conocida I Don’t Like Mondays.

14 de enero 2007 , 12:00 a.m.

Fue a finales de la década de los setenta, cuando el punk se aprestaba a dejar la escena del rock y las bandas de new wave comenzaban a tomar su lugar en los listados de popularidad. Los irlandeses de Boomtown Rats, liderados por el largirucho Geldof, eran considerados la banda más prometedora del momento.

Esos los llevó a Estados Unidos, donde realizaron una gira. Mientras estaban en Atlanta, Geldof escuchó en la radio la historia de Brenda Spencer. Una problemática muchacha de un colegio de San Diego que, sin más ni más, les había disparado a algunos compañeros. Fue detenida y cuando la policía le pidió explicaciones sobre lo que había hecho simplemente dijo: “I don’t like Mondays”.

Con esos elementos Geldof construyó un himno, que es quizás la única canción que se cantó tanto en Live Aid, como Live 8. En el concierto del 2005 no la iba a cantar pero las ganas le pudieron.