Archivo

Diseñados pensando en el ambiente

Todos los motores diesel de Audi (los de 6, 8 y 12 cilindros -el 2.7 TDI, el 3.0 TDI, el 4.2 TD y el futuro 6.0 TDII) se pueden etiquetar bajo la categoría de deportivos, gracias a su rendimiento sobresaliente.

13 de enero 2007 , 12:00 a.m.

En el salón de Detroit, que se lleva a cabo por estos días, una de las atracciones principales es la camioneta Audi Q7, que viene equipada con el mismo motor de 12 cilindros que ganó las pasadas 24 Horas de Le Mans.

Este es el primer motor diésel de 12 cilindros en un auto de serie. El seis litros V12 de 5.934 c.c., que produce 500 caballos de potencia y 1.000 Nm de torque, posee un rendimiento similar al de cualquier auto deportivo.

El Audi Q7 es capaz de acelerar de 0 a 100 kilómetros por hora en 5,5 segundos y alcanza una velocidad tope de 250 kph (controlada electrónicamente). El de carreras que tiene el mismo motor alcanza 330 kph.

Por el lado del consumo, es de 33 kilómetros por galón, algo sobresaliente en un carro con ese tamaño de motor. Las emisiones de gases se mantienen también bajas y cumplen con las normas Euro 5, que entrarán en vigencia en Europa en el 2010.

El bajo nivel de emisión de gases se logra, entre otros, gracias a la nueva tecnología Bluetec, que le permite a este motor cumplir con la ley Tier II Bin 5 de Norteamérica, la cual es muy exigente en cuanto a la emisión de partículas y óxido de nitrógeno. El núcleo central de la tecnología Bluetec es un catalizador conocido por la sigla SCR (Selective Catalytic Reduction).

El segundo componente del sistema es un tanque auxiliar que contiene una solución de dos grupos de aminos de carbonilo. Esta solución es inyectada en dosis pequeñas en el sistema del tubo de escape en donde se transforma en amoniaco, el cual luego transforma los óxidos de nitrógeno en nitrógeno y agua. .

- TOYOTA PRODUCIRÁ SUBARUS PARA EUROPA El grupo Toyota, segundo fabricante mundial de automóviles, producirá automóviles de reducidas emisiones contaminantes para Fuji Heavi Industries, que los comercializará en Europa bajo la marca Subaru, según recoge el diario económico japonés ‘Nikkei’. La multinacional japonesa, que adquirió el 8,7 por ciento del capital de Subaru el pasado año, tiene la intención de iniciar la producción del modelo Passo a principios de este año en una fábrica de una filial del grupo en el oeste de Japón.

Por su parte, Subaru ha estado intentando expandir su gama de vehículos en Europa, con el fin de incluir nuevos vehículos de tamaño más pequeño y que tengan un consumo reducido de combustible, pensando cada vez en el impacto ecológico, similares a los que fabrica Toyota.

De esta forma, el Passo será producido por Daihatsu, la filial de Toyota, que en la actualidad comercializa el modelo Boon en todo el Japón, y el Sirion en Europa. AP.