Archivo

La ‘tele’ da el salto a otras tecnologías

La televisión se ha escapado del televisor y va camino de colarse en los automóviles y los teléfonos móviles, gracias a nuevos dispositivos presentados en Las Vegas (E.U.) para que el espectador nunca tenga que perderse un partido de fútbol.

12 de enero 2007 , 12:00 a.m.

En los últimos años se ha conjeturado con que el computador personal e Internet le ganarían la batalla a la televisión, en vista de que los jóvenes se sientan cada vez menos delante del televisor.

Sin embargo, no parece que el el computador envíe al al cajón de los recuerdos a la televisión, según se ha puesto de manifiesto en la Feria Internacional de la Electrónica (CES), que tiene lugar en la capital de los casinos.

En Estados Unidos los televisores de cristal líquido (LCD) y plasma han sido la estrella de la temporada navideña y el próximo año las ventas superarán los 18.000 millones de dólares, según la Asociación de Productos Electrónicos (CEA).

Sharp se trajo a la CES una pantalla plana de 108 pulgadas de LCD (2,4 metros por 1,3 metros), que afirma que es la mayor fabricada hasta ahora con esa tecnología.

Además, Sony investiga formas de bajar el precio de las pantallas a base de diodos orgánicos emisores de luz, conocidos en inglés por su sigla Oleds, que se iluminan cuando se les aplica una corriente eléctrica. Esos aparatos consumen menos y reducen el grosor de las ahora conocidas como pantallas planas.

El salto en la capacidad reproductora de los televisores obligará a filmar con mayor cualidad y mayor atención al detalle, según destacó Jerry Bruckheimer, productor de las películas Piratas del Caribe.

Claro que algunas personalidades de la pantalla, incluida la periodista Diane Sawyer, ya se han quejado, pues la alta definición revela las arrugas, los granos y las ojeras con la claridad despiadada de un espejo. Hasta hace poco la televisión había estado confinada al aparato en la esquina de la sala de estar, pero esto ha comenzado a cambiar. Ahora, un programa como la serie Lost puede ser descargado a teléfonos móviles y ser visto en cualquier lugar del mundo