Archivo

‘Serán unas elecciones complejas’: Registrador

Como las elecciones más complejas de los últimos años catalogó el nuevo registrador Nacional, Juan Carlos Galindo, las que se realizarán en octubre próximo para elegir alcaldes, gobernadores, concejales, diputados y ediles.

12 de enero 2007 , 12:00 a.m.

La complejidad, explicó Galindo, no es solo por las circunstancias particulares que tienen hoy esas elecciones (la influencia de grupos ilegales en la política), sino también por la preparación de unas votaciones con un alto número de aspirantes.

Además, este año a diferencia de los pasados, las elecciones serán simultáneas en los 1.098 municipios, pues ya no habrá elecciones atípicas.

A manera de ejemplo señaló que habrá al menos 51.000 candidatos, de los cuales 14.000 saldrán elegidos.

Elecciones costosas La Registraduría estima que las elecciones tendrán un costo de unos 178.000 millones de pesos, pero todavía no se puede decir que este sea el valor final.

Según el Registrador, aún falta definir las nuevas herramientas que se implementarán para garantizar una jornada electoral limpia. No quiso anticipar cuáles serán.

Sostuvo que el país tiene un sistema electoral muy frágil, con muchas posibilidades de manipulación y por eso quiere fortalecer el proceso eleccionario.

“Yo viví el proceso electoral desde la otra orilla. Cuando trabajé en la Procuraduría tuve la posibilidad de detectar cual es la problemática en materia de fraude electoral. Lo que se va a hacer es capitalizar todo el conocimiento para diseñar mecanismos y evitar que se afecte la voluntad popular expresada en las urnas”, dijo Galindo.

Agregó que unos comicios transparentes solo son posibles si todos los organismos del Estado colaboran (DAS, Policía, Fiscalía, Procuraduría, etc.), “porque la responsabilidad no puede ser exclusiva de una sola entidad, la Registraduría”.

En este campo el nuevo funcionario, que asumió el pasado 2 de enero, es un conocedor, pues desde su cargo anterior como procurador delegado ante el Consejo de Estado, tuvo la misión de instaurar varias demandas contra procesos electorales.

En estos casos siempre demostró que hubo fraude.

Pero esta no es la única meta que tiene el recién posesionado Registrador.

También está comprometido con seguir con el plan de modernización tecnológica de la entidad (sistematización de la identificación de los colombianos) y el fortalecimiento institucional.

Los líos del proceso electoral El problema central que tendrá que resolver Galindo está relacionado con el hecho de que el Código Electoral colombiano no está actualizado y muchas de las normas allí contempladas, son anacrónicas.

Pero no es solo esto. Todavía la Organización Electoral no ha podido resolver el problema de la suplantación, del trasteo de votos, del fraude en los formularios electorales y del propio escrutinio como tal. También se hace necesario un censo electoral actualizado.

Además, las elecciones de octubre también tendrán un ingrediente de orden público, pues actores armados en diferentes partes del país tratarán de influenciar al electorado para verse favorecidos con los resultados finales.

Así mismo, deberá evaluar la posibilidad de realizar, este mismo año, pruebas piloto de voto electrónico en algunos de los municipios del país