Archivo

CONSULTORIO DEL INVERSIONISTA

¿Qué es el Ratio de Sharpe? El Ratio o indicador de Sharpe fue desarrollado por Laureate William Sharpe para medir la valorización de un portafolio respecto a una tasa libre de riesgo, y medida relativa de su volatilidad. El indicador se calcula a través de la diferencia entre la rentabilidad del portafolio analizado y la tasa libre de riesgo (exceso o prima de rentabilidad), resultado que se divide por la desviación estándar del rendimiento del portafolio. Un mayor valor en el indicador evidencia un mejor ajuste de riesgo en el desempeño del portafolio. Una relación negativa refleja un rendimiento del portafolio inferior a la tasa libre de riesgo. (ver fórmula)

11 de enero 2007 , 12:00 a.m.

Además de ser un indicador relevante para medir el desempeño de un portafolio con respecto al rendimiento de un activo libre de riesgo, la relación de Sharpe contribuye a evaluar la rentabilidad de un portafolio respecto al riesgo asumido. El indicador de Sharpe es útil para comparar el rendimiento entre portafolios, pues en la medida en que se evalúa el desempeño frente a una tasa libre de riesgo y al riesgo del portafolio, la diferencia entre dos o más portafolios va a considerar el riesgo asociado y no solo la rentabilidad de activos.

Recientemente un estudio del Banco de la República (Propuestas Dirigidas a Mejorar la Eficiencia de los Fondos de Pensiones; autor: Diego Jara Pinzón) propuso el cálculo mensual del indicador de Sharpe para el portafolio de los Fondos de Pensiones para darle a conocer a los cotizantes el comportamiento de sus ahorros y el riesgo con el que ejercen las decisiones de inversión.

En este caso, la rentabilidad y volatilidad del portafolio de los Fondos correspondería al cálculo mensual que realiza la Superintendencia Financiera, mientras que la tasa libre de riesgo correspondería a la tasa de intervención del Banco de la República. La publicación del indicador de Sharpe le daría una mayor información a los ahorradores del rendimiento que están teniendo sus ahorros y el ajuste en el nivel de riesgo que tiene cada Fondo de Pensiones, lo que en últimas debería reflejarse en la elección personal de la AFP para cotizar