Archivo

Ortega promete 'nuevo camino en Nicaragua'

Con la asistencia de las personalidades más importantes de la historia de Nicaragua en el último cuarto de siglo y de 16 mandatarios del mundo, se posesionó ayer, con dos horas y media de retraso, Daniel Ortega, que volvió al poder luego de 28 años de haberlo hecho por primera vez, tras la revolución sandinista.

11 de enero 2007 , 12:00 a.m.

El retraso tuvo un nombre: Hugo Chávez. El presidente de Venezuela, que se posesionó ayer mismo, llegó al aeropuerto de Managua apenas unos minutos antes del inicio del evento, que ya había sido postergado en vista de su retraso, pues estaba programado para las 2:00 p.m.

Además, Chávez se bajó en el barrio que lleva su nombre, en la vía que comunica al aeropuerto con la capital nicaragüense, para poder saludar a la gente que lo ovacionaba.

Entre los invitados nacionales, en primera fila, estaban la ex presidenta Violeta Chamorro y el ex presidente Arnoldo Alemán, quien pese a estar condenado a 20 años de cárcel (desde el 2005 tiene Managua por cárcel por malversación de caudales públicos), fue aplaudido a su llegada.

¿Sigue pacto con Alemán? El hecho fue interpretado como que sigue vivo el pacto que hicieron Ortega y Alemán para la repartición de poderes del Estado, y que llevó al cambio constitucional que permite ganar las elecciones con el 38 por ciento de los votos, lo que benefició a Ortega. También estuvo presente el cardenal Miguel Obando.

La ceremonia tuvo lugar en un sitio simbólico para Ortega, la Plaza de los No Alineados Omar Torrijos, que no es el sitio habitual de las posesiones (las últimas fueron en el Estadio Nacional), en el antiguo centro de Managua. Allí, hace 17 años, cuando perdió las elecciones, prometió que, de recobrar el poder, gobernaría “desde abajo”.

Y ayer, en su primer discurso presidencial –pronunciado un par de horas después en la Plaza de la Fe– Ortega criticó al neoliberalismo y anunció “un nuevo camino”.

“¿Adónde va a parar esa riqueza (de las políticas neoliberales que se han aplicado en Nicaragua)? Sólo a unos pocos. (...) Ahora nosotros tenemos el reto de abrir un nuevo camino, que permita a las familias nicaragüenses vivir con dignidad”, dijo el mandatario.

Además, afirmó que “Nicaragua no puede ser libre en la pobreza y al analfabetismo”, tras asegurar que 80 por ciento de la población vive en la pobreza y 35 por ciento es analfabeta.

Aseguró, sin embargo, que ha recibido propuestas de diversos sectores de la sociedad, incluso empresarios y banqueros, para contribuir en esa lucha “porque en la unidad está la victoria”.

Apoyo internacional Entre los invitados internacionales, además del Presidente venezolano y el secretario general de la OEA, José Miguel Insulza (a quien Chávez agredió verbalmente esta semana), asistieron el presidente entrante de Ecuador, Rafael Correa, al lado de su colega colombiano, Álvaro Uribe, que ayer hicieron las paces sobre el tema de fumigaciones.

Llegaron también el príncipe Felipe de Borbón, el presidente de México, Felipe Calderón; el de Bolivia, Evo Morales; el de Haití, René Preval; los presidentes centroamericanos, y el vicepresidente cubano, José Ramón Machado.

¿EL ‘SALVADOR’ DE LOS NICARAGÜENSES? ''Vinimos a respaldar a Daniel (Ortega) porque es el presidente de los pobres y tenemos la esperanza que nos va a ayudar a salir adelante”.

Brenda Pérez, maestra nicaragüense de 32 años.

EXPECTATIVA POR RETOS DE ORTEGA ''El gran problema de la nueva presidencia de Daniel Ortega será cómo equilibrar la influencia de Chávez”.

Analista nicaragüense que omite su nombre.

''Expresamos el máximo de solidaridad, apoyo, compromiso como siempre se ha manifestado en nuestra relación tradicional.

José Ramón Machado, vicepte de Cuba, país aliado de Ortega desde los 80