Archivo

‘Acá estoy y acá me quedo’

Es dueña de las marcas nacionales en salto triple, largo y alto en mayores, Sub-23, juvenil y menores. A sus escasos 22 años, Catherine Ibargüen ya tiene una competencia olímpica (Atenas 2004) y mucho futuro por delante. A pesar de haberlo ganado todo y de las propuestas que recibe, la hija de Francisca Mena y William Ibargüen no se quiere ir de su país.

09 de enero 2007 , 12:00 a.m.

“Siempre me lo efrecen, pero digo que no. Me va bien en Colombia. Acá estoy y acá me quedo”, dijo la deportista, sabiendo que podría ganar mucho más dinero y que recibiría más apoyo del que tiene en su país.

Catherine fue una de las mejores atletas del 2006, pero hace un año que no mejora sus marcas. “La ausencia de mi entrenadora Regla Sandrino Izquierdo me ha perjudicado. Hace un año se devolvió para Cuba y el trabajo se ha estancado, pero ni siquiera eso me obliga a irme del país”, agrega.

Para ella, el objetivo del 2007 serán los Juegos Panamericanos de Río de Janeiro, a cumplirse en Brasil en julio. Sin embargo, advierte que el fogueo no es el mejor.

“Uno debería llegar mejor preparado, pero acá no sucede. Hay que competir fuera del país para mejorar”, agrega Ibargüen, que quiere, algún día, estar en la final de un mundial. “Será un orgullo hacer parte de las ocho mejores”, dijo.