Archivo

Acciones de emergentes con la peor semana

Las acciones de mercados emergentes tuvieron su peor semana en casi seis meses porque especulaciones sobre una desaceleración del crecimiento económico mundial hicieron caer los precios de los metales. KGHM Polska Miedz SA, de Polonia, y Jiangxi Copper Co., de China, sentaron el ritmo del descenso.

08 de enero 2007 , 12:00 a.m.

El índice Morgan Stanley Capital International Emerging Markets, que sigue 25 mercados en desarrollo, ha caído 2,1 por ciento esta semana, el máximo desde la semana que terminó el 14 de julio y su primer descenso en 15 semanas. El indicador subió 29 por ciento el año pasado.

“Un mercado inmobiliario de E.U. en baja e indicaciones de que la Fed demorará el recorte de tasas resultaron una sorpresa negativa para un mercado que tuvo una racha muy fuerte'', dijo Dimitri Chatzoudis, quien administra alrededor de 1.000 millones de dólares en acciones de mercados emergentes en ABN Amro Holding NV en Ámsterdam. “Las acciones de materias primas son las más expuestas a señales de una desaceleración económica”. Las actas de esta semana de la reunión de la Reserva Federal del 12 de diciembre dijeron que la “preocupación predominante”' son los precios crecientes y el riesgo de una desaceleración es más que anticipado, lo que atenúa las probabilidades de un recorte inminente de las tasas de interés.

Un menor número de estadounidenses firmó contratos para comprar casas usadas en noviembre. Un índice de acuerdos de compra firmados cayó 0,5 por ciento, un tercer declive consecutivo, a 107 desde 107,5 en octubre. Un informe sobre los sectores de servicios de E.U. acentuó el temor a que el crecimiento se retrase en la mayor economía. Bloomberg.

OTROS ACTIVOS Los precios del cobre en Nueva York se encaminaban a su mayor pérdida semanal en cinco meses en medio de una demanda reducida para el metal usado en caños y cables y crecientes existencias. Las reservas mundiales están en su máximo nivel desde junio del 2004. La economía de E.U. creció a su ritmo más lento en el tercer trimestre de 2006, encabezado por un declive en la construcción de viviendas