Archivo

Sinfonía, a todo vapor

“¿Cuándo se acaba esa vaina?”, “No joda, qué ruido insoportable”, “¿Por qué no les cortan la luz?”, eran los lamentos de los vecinos del Corralito de Piedra por la realización de un encuentro de DJs en playas de esta ciudad. Y sus ruegos fueron escuchados por los Reyes Magos y se hizo la paz en Cartagena y, de paso, obsequiaron a los oídos de propios y extraños un paraíso musical nunca antes visto ni disfrutado en nuestro país.

08 de enero 2007 , 12:00 a.m.

Este sábado solo bastó el primer acorde de la Serenata para cuerdas, opus 48, de Tchaikovsky, interpretada magistralmente por la Orquesta I Musici, de Montreal, para que el concepto de hechos culturales en nuestro país cobrara un nuevo valor.

Así comenzó el I Festival Cartagena de Música, que reúne a lo más selecto de la música culta del mundo, a lo largo de una semana de conciertos, presentaciones al aire libre, talleres, charlas magistrales y seminarios, organizado por la Fundación Víctor Salvi.

La noche comenzó con las palabras de la presidenta de la Fundación y del Festival, Julia Salvi, quien aseguró que desde que concibieron este certamen, estaban seguros de que Cartagena era el sitio ideal para un evento de semejante envergadura.

“Cuando salí del país, hace más de 30 años, era difícil predecir el momento en que esa experiencia de vida podría ponerla al servicio de Colombia. Hoy veo que el Festival es el medio ideal para hacerlo”, aseguró Salvi. De igual forma manifestó que estaban muy satisfechos “de contribuir para convertir a Cartagena en la capital cultural del país”.

En la velada también participó el maestro Charles Wadsworth, reconocido pianista y gestor cultural, director artístico de este festival, quien afirmó sentirse honrado por hacer parte del evento y, de paso, de la “pasión colombiana” plasmada en un encuentro musical tan “maravilloso” como este.

Wadsworth recibió además una condecoración, como ‘amigo de nuestro país’, de la campaña Colombia es Pasión.

Por su parte, el alcalde de Cartagena, Nicolás Curi Vergara, agradeció a la Fundación Víctor Salvi por mostrarle al mundo a esta ciudad como un gran destino cultural.

Dentro del público que asistió al concierto inaugural, estuvieron el ministro de Defensa, Juan Manuel Santos, y el ex presidente Ernesto Samper Pizano.

Luego de los discursos que obligó el protocolo, bajo la batuta del maestro Yuli Turovsky, se dio inicio a una noche inolvidable en materia musical. Por el escenario del Teatro Pedro de Heredia desfilaron artistas de la talla de Emmanuel Cesión, niño prodigio del arpa mundial, y el extraordinario pianista francés Jean-Ives Thibaudet, quien recibió una ovación de pie de varios minutos y tuvo que retornar al piano por petición del público.

Thibaudet participó en la interpretación del Concierto para piano en sol menor, opus 22, No. 2, de Saint Saens. La Orquesta I Musici, y toda la velada musical, estuvo bajo la batuta apasionada y enérgica del maestro Yuli Turovsky.

LO QUE SIGUE EN LA PROGRAMACIÓN Hoy, a las 11:00 a.m., en la Iglesia de Santo Toribio, Emmanuel Ceysson, arpa; Paula Robinson, flauta; y Chee-Yun, violín.

A las 3:30 p.m., el profesor José Félix Patiño dictará, en la capilla del Hotel Santa Teresa, la conferencia ‘Una aproximación a la ópera’.

En la capilla del Hotel Santa Clara se presenta de nuevo la Orquesta I Musici, de Montreal, bajo la dirección de Yuli Turovsky, con José-Franch-Ballester, clarinete, y Andrés Díaz, en el chelo.

Continúan las clases con los músicos invitados en el Hotel Hilton y en el Santa Teresa para profesores y estudiantes.