Archivo

Colombia y el hidrógeno

Hemos sido reiterativos en que les llegó la hora a los biocombustibles, merced a la escasez y al encarecimiento de los combustibles de origen fósil, amén de la creciente preocupación por el calentamiento global, atribuible en gran medida a las emisiones a la atmósfera de gases con efecto invernadero, producto de la combustión de los derivados de los hidrocarburos. Ya hemos visto de qué modo la mezcla del etanol con la gasolina (la biogasolina) y del aceite con el acpm (el biodiésel) se están imponiendo en el mundo como combustibles alternativos. También hemos advertido que estos constituyen el puente hacia el futuro, cuando terminará por imponerse el hidrógeno como combustible.

08 de enero 2007 , 12:00 a.m.

Muchos países están trabajando afanosamente por desarrollar la tecnología apropiada para la utilización masiva del hidrógeno como combustible motor.

En China, un equipo de más de 200 científicos está empeñado en sacar avante las investigaciones. El presidente Bush creó el International Partnership for the Hidrogen Economy ( Iphe ), en procura de conjugar esfuerzos, especialmente de los países del G-8, para desarrollar el hidrógeno como un nuevo sector económico. Ya se han dado pasos agigantados en esta dirección, son varios los fabricantes de automóviles que han sacado al mercado algunos prototipos con relativo éxito. Falta un largo trecho hasta lograr que los costos de fabricación de los motores activados con hidrógeno y el precio de este combustible sean asequibles.

Se estima que a la vuelta de siete años se empezará a dar la conversión de los vehículos al hidrógeno, por ello es necesario apercibirse sobre la necesidad de proveerse de una fuente de suministro del mismo. Así como hoy está haciendo furor la agroenergía, jalonada por la creciente demanda de materia prima para producir el etanol y el aceite para las mezclas, a poco andar se habrá disparado la demanda por hidrógeno.

En este sentido, un destacado científico colombiano, un verdadero adelantado de su época, el único colombiano que tiene a su haber seis inventos patentados a su nombre en E.U., Juan Carlos Borrero Plaza, acaba de homologar y registrar en Colciencias, además de su presentación en E.U., una metodología única para obtener hidrógeno a partir de las hidrogenasas presentes en bacterias tropicales, las cuales abundan en nuestro país y son rarísimas en los países desarrollados.

¡Este será otro biocombustible más! Otra ruta para obtener hidrógeno de origen biológico, distinto al producido por medios electrolíticos, fisión o craqueo catalítico que, además de los altos costos de su procesamiento, es contaminante. Mientras el costo de la tonelada en el primer caso oscila en torno a los 100 euros, en el segundo sobrepasa los 600. Y es un producto que, además de limpio, es renovable, pues estará basado en la infinita capacidad del trópico de producir las hidrogenasas.

Colombia no se puede quedar atrás, a riesgo de pagar un alto costo como ya lo pagó en el pasado por rezagarse frente a los imperativos que se derivaron de la crisis energética de los 70. De allí la necesidad de respaldar esfuerzos tan valiosos como los que viene haciendo Borrero y los cuales le merecieron la medalla al gran mérito científico de la Alcaldía de West Miami, Florida, el Gobierno Nacional y Departamental como reconocimiento a sus invaluables esfuerzos en la materia.

Aunque tímidamente, sus investigaciones ya han tenido acogida y apoyo del Ministerio de Minas y del Ipse, además de la gobernación del Valle, a la cual viene asesorando. Si se trabaja seriamente en ello, Colombia podrá acceder a recursos de cooperación internacional para avanzar en las investigaciones, además de integrarse al exclusivo Grupo del Iphe. Estamos, entonces, en el umbral de una gran revolución energética que no se puede truncar. Entidades como Colciencias están llamadas a servirle de catalizador, y el camino para coronar con éxito esta empresa no es otro que el de las sinergias resultantes de la interacción de los distintos grupos de investigación. ¡Manos a la obra! www.amylkaracosta.com .

AMYLKAR D. ACOSTA M.