Archivo

Consejos para atraer la prosperidad y el amor en el inicio del año nuevo

El amor y el bienestar económico son los deseos más pedidos durante cada cambio de año.

06 de enero 2007 , 12:00 a.m.

Por eso, si siente que hace siglos no tiene un ascenso o que su ‘media naranja’ está al otro lado del planeta y quiere mejorar estos aspectos, en la práctica del feng shui se pueden encontrar algunas pistas.

Bajo el precepto de que hay que botar lo viejo para dejar lugar a que entre lo nuevo, la primera pauta de esta disciplina milenaria es hacer una limpieza radical de aquellas cosas inservibles o que hace más de seis meses no se usan.

Así, las fotocopias cubiertas por décadas de polvo, las carteras que sólo guardan recuerdos y monedas de centavos, la ropa que estuvo de moda cuando Michael Jackson aún era afroamericano, los tarros de pintura seca y los restos de madera que algún día podrían ser útiles sólo consiguen que la energía (y la familia que la representa) se estanque.

Ni hablar de aquellos objetos, como latas, repuestos y piezas viejas, que familiares escasos de espacio dejan “a guardar” en los patios traseros de aquellos ‘bendecidos’ con una casa grande.

Dicen los entendidos, que organizar el cuarto de San Alejo es la mejor forma de evitar las constantes discusiones familiares producidas por nimiedades.

Si apenas usa un par de cajones de su cocina porque los demás ni para qué abrirlos si están llenos de tapas de ollas que hace años descansan en el cielo del aluminio o de tasas plásticas que sólo se llenan con aire, es hora de acudir a la caneca de la basura.

Y si es de los que considera que todo tiene un valor económico o sentimental y que es ‘pecado’ botar lo que aún sirve, considere la posibilidad de hacer donaciones a fundaciones de niños o adultos mayores. Allí pueden estar necesitando esa ropa o elementos (en buen estado) que ya no prestan utilidad en casa.Cuando el problema es que los gastos sobrepasan los ingresos (por importantes que estos sean) revise los grifos y las tuberías, es posible que una gotera o una fuga de agua se esté haciendo parte de la familia. Puede que sólo sea necesario cambiar un empaque de caucho para solucionar la falla.

Si siente que sus proyectos no logran concretarse o que a última hora todo se deshace, fíjese en el funcionamiento de las redes eléctricas, de las tomas y de los electrodomésticos. En casa y en la oficina todo debe funcionar a la perfección.

También es básico que las puertas no tengan objetos que obstaculicen su apertura total y que las bisagras no suenen ni se atasquen.Si quiere renovar la energía, definitvamente, el primer paso es hacer un aseo general en cada rincón de la casa sin dejar ni una pízca de polvo.

Si no aplicó la técnica de la limpieza, aún es tiempo pues esta doctrina milenaria proviene de la China, donde la llegada del año nuevo se celebra el 17 de febrero.

Para el amor No se aconsejan los elementos solitarios como un esfero, un jarrón y una flor, un cuadro porque acentúan la sensación inconsciente de soledad… para quien desea encontrar pareja o activar su vida social se recomiendan los accesorios en pares (dípticos).

También está contraindicado el desorden y guardar cosas viejas en la casa del amor. Ni pensar en cuadros con personas tristes, solas o imágenes de combates o violencia.

Si busca pareja, un par de cojines mullidos y dos flores color salmón (aquel entre rosa y naranja) pueden ayudar a atraer el amor.

ingmor@eltiempo.com.co DIME DÓNDE TIENES DESORDEN...

Para la experta Mónica Koppel Los objetos amontonados en la cocina son resentimiento y fragilidad sentimental. Atrás de las puertas, miedo a no ser aceptado.

Quien los tiene bajo los muebles da mucho valor a las apariencias. En el garaje, es temor y falta de habilidad para actualizarse. Por toda la casa, es enojo, desidia y apatía hacia la vida. Más inf. en www.eltiempo.com/vivienda -CUANDO FALTA UNA ‘CASA’ Los diseños modernos y la escasez de suelo han llevado a los arquitectos a hacer diseños irregulares para lograr que la luz natural ingrese a las unidades privadas.

Según las directrices del feng shui lo ideal es que el inmueble tenga una forma cuadrada o rectangular para que cubra las nueve casas del ba gua (esta es una de las escuelas de la doctrina que, en China, se estudia como una maestría académica).

Cuando falta una casa hay desbalance energético y suelen presentarse problemas y escasez en la aspiración que representa. Para ‘curarla’ se puede utilizar una esfera de cristal facetado, suspendida de un hilo rojo y ubicada a nueve centímetros de cada pared (para que ‘proyecte’ la energía ausente). También se puede usar un espejo (de tamaño equivalente al muro anexo) o poner una planta, si se está en el primer piso.