Archivo

‘Propietarios de carros podríamos aportar más para mejorar las vías’

El secretario de Hacienda, Pedro Rodríguez, el hombre encargado de manejar las finanzas del Distrito, está convencido de que los propietarios de carros particulares deben aportar más a las arcas de la ciudad para mejorar el estado de los 15.000 kilómetros de malla vial, obras que hoy cuestan 7,2 billones de pesos.

06 de enero 2007 , 12:00 a.m.

En otras palabras, lo que se plantea es la posibilidad de aumentar el impuesto a los vehículos.

Sin embargo, Rodríguez explica que esa decisión no la puede tomar solamente Bogotá, sino que debe ser producto de una nueva política tributaria nacional en la que los ministerios de Transporte y Hacienda cambien la tabla de avalúos y las tarifas, respectivamente, previa aprobación del Congreso de la República.

“Todos los municipios necesitamos mejorar la malla vial”, agregó el secretario de Hacienda.

Si el eventual aumento del impuesto de carros se aprobara y aplicara únicamente en la capital del país, ocurriría algo similar a lo de 1995, cuando el Concejo de Bogotá aprobó el cobro de la sobretasa a la gasolina: varios vehículos preferían tanquear en municipios vecinos como Soacha para evadir el pago.

Luego, la situación se normalizó cuando la medida se implantó en el resto del país.

¿Proyecto de ley? Sin entrar en mayores detalles, Rodríguez dijo que el Distrito está interesado en apoyar una iniciativa de este tipo tanto en el Senado como en la Cámara.

El funcionario también recordó que hace dos años se intentó promover el tema, pero no fue posible.

“Y no es porque estemos en contra del vehículo”, advirtió Rodríguez.

Actualmente, del millón 100 mil vehículos que a diario circulan por la ciudad, 650 mil están matriculados en Bogotá y los restantes 450 mil en otros municipios como Chía y La Calera (Cundinamarca).

Varios puntos de vista Esos 650 mil carros le aportaron el año pasado al Distrito 208 mil millones de pesos por concepto de impuesto. Además de la sobretasa a la gasolina (ver gráfico).

Expertos en movilidad y en economía ambiental, como Eduardo Uribe, de la Universidad de los Andes, han insistido en que las autoridades deben hacer más costoso el uso del carro para empezar a solucionar el tema de los tranconces en Bogotá.

Y una forma es aumentar los impuestos y las tarifas de parqueo, por ejemplo.

O subir las multas por mal estacionamiento.

El tema no ha convencido a la Federación Nacional de Comerciantes (Fenalco), que el próximo 17 de enero, junto con otros gremios del sector automotor, firmará un convenio con el alcalde de Bogotá, Luis Eduardo Garzón, en el que se comprometen a adelantar campañas para que la gente regule el uso del carro.

Por ejemplo, que si va a ir a un lugar donde puede utilizar el sistema TransMilenio o el transporte tradicional, es mejor dejar el carro en el garaje de la casa. O si va a ir a un sitio cercano, lo preferible es que lo haga a pie.

Esto, a cambio de que el Distrito tome medidas como aumentar el pico y placa o, precisamente, cobrar impuestos más altos.

De todas formas, el planteamiento del secretario de Hacienda, Pedro Rodríguez, se suma a este debate