Archivo

Cartagena, destino de melómanos

Fundador de la Sociedad de Música de Cámara del Lincoln Center, de Nueva York; padre de los festivales de Spoleto (Italia) y Spoleto USA, en Charleston (E.U.); director artístico de la Temporada de Piezas Maestras Musicales de Connecticut; ‘Caballero en la Orden de artes y letras del gobierno francés’; ‘Cavaliere Ufficiale’, del gobierno italiano, además ha tocado en la Casa Blanca, para presidentes como Kennedy, Nixon, Ford, Carter y Reagan…

05 de enero 2007 , 12:00 a.m.

Tratar de condensar la hoja de vida del pianista y gestor cultural Charles Wadsworth, en apenas un párrafo, es imposible. Durante su vasta carrera artística ha sido desde virtuoso en la interpretación de este instrumento, hasta motor creativo e impulsor de múltiples festivales. Por eso, nadie mejor que él para la dirección artística del Primer Festival Internacional de Música de Cartagena, que comienza mañana 6 de enero.

El maestro Wadsworth confiesa que en su caso fue “amor a primera vista” con ‘La Heroica’, lo que lo hizo decidirse por aceptar la oferta de Julia y Víctor Salvi, padres de este festival, que se realiza a través de la Fundación Salvi.

¿Cómo llegó a hacer parte del equipo del festival? Básicamente porque fui seducido por Cartagena hace dos años. Mi esposa y yo fuimos invitados, la primera vez, por Julia Salvi, presidenta del festival y esposa colombiana de Víctor Salvi, fundador de la entidad que organiza este evento. En aquella ocasión querían saber si yo compartía con ellos la sensación de que Cartagena era el lugar perfecto para el certamen. Después de una semana de encanto por la ciudad, no pude menos que decir ‘sí’.

¿Qué características debe reunir una ciudad para un evento como este? En 1959, en Spoleto (Italia), fundamos un festival de música. Además de su encanto, esa ciudad tiene una importancia histórica desde los tiempos de los romanos. Es una ciudad pequeña, sus distancias son cortas, no se necesitan taxis o carros. Además, los viejos teatros tienen buena acústica. En 1977 creamos un festival similar en Charleston (Carolina del Sur, Estados Unidos). Lo mismo sucede con Cartagena y su centro histórico, que tiene las cualidades estéticas y espirituales para un festival internacional.

¿Cómo escogió a los músicos que participarán? Siempre busco solistas virtuosos que comuniquen con pasión e intensidad.

Quiero artistas que conmuevan a los espectadores y que los inviten a relajarse y dejar que la música los lleve a un bello lugar.

Con una nómina de artistas tan nutrida ¿cómo hicieron para organizar el cronograma del evento? Una vez que los tuvimos confirmados, comenzó la pesadilla de organizar 16 conciertos, que presentarán una variada fiesta musical con artistas de gran nivel. Los conciertos ofrecerán al público un rango de música desde el siglo XVIII hasta nuestros días. Estoy convencido de que los oídos y emociones del público serán constantemente sorprendidos por los intérpretes y su música.

¿Cómo la música puede contribuir al mejoramiento de un pueblo? Los grandes festivales como este pueden afectar muchos aspectos de una ciudad. Por ejemplo, habrá nueva conciencia en el continente de que Colombia tiene un gran evento artístico en Cartagena. Durante ocho días los colombianos disfrutarán de una verdadera explosión musical. La emoción de esta aventura, para mí, es un nuevo sueño hecho realidad. Para un artista, hay pocas experiencias que se equiparan con la participación en la creación de un nuevo festival y tener la oportunidad de enriquecer la vida de la gente, desde los sofisticados amantes de la música, hasta las personas que llegan a él por primera vez. Además, el festival tiene un componente educativo muy importante, porque los artistas invitados dictarán clases magistrales y escucharán y trabajarán con músicos colombianos.

¿Puede contarnos algo de su experiencia con el Lincoln Center? En 1969, el Lincoln Center le abrió las puertas al Alice Tully Hall, en el que la Chamber Music Society ofreció su primer concierto. Esta fue una nueva ala de esta institución, que fundé para centrarse en la música de cámara.

Esta se unió a los demás estamentos del Lincoln, como la Metropolitan Opera y la New York Philharmonic Orchestra. Querían una organización similar a la que establecí en Spoleto. Los conciertos de la Sociedad de Música de Cámara fueron tan populares y multitudinarios que tuvimos que hacerlos nacionales e internacionales. Ahora en Cartagena tenemos la oportunidad de establecer un destino anual para los amantes de la música de todo el mundo.

LA SELECCIÓN DE LOS MÚSICOS "Quiero artistas que conmuevan a los espectadores y los inviten a relajarse”.

Charles Wadsworth.

Los conciertos del puente El concierto inaugural de mañana será en el Teatro Pedro de Heredia, a las 7:30 p.m. Se presentarán la Orquesta I Musici, de Montreal; el arpista Emmanuel Ceysson, y el pianista Jean-Yves Thibaudet, bajo la dirección de Yuli Turovsky. Interpretarán obras de Beethoven, Rodrigo, Tchaikovsky y Saint Saens.

El domingo, también en el teatro Heredia, a la misma hora, se presentarán el Cuarteto de Cuerdas St. Lawrence, con las violinistas Chee-Yun y Eleanora Turovsky; el chelista Andrés Díaz; la flautista Heather Howes, y la pianista Wendy Chen. La dirección estará a cargo de Charles Wadsworth. Interpretarán piezas de Ravel, Dvorak, Stravinsky y Mendelsohn.

El lunes, en la Iglesia de Santo Toribio, a las 11 a.m., Emmanuel Ceysson, Paula Robinson y Scott St. John interpretarán piezas de Rossini, Saint Saens y obras virtuosas, para arpa sola, a cargo de Ceysson.

A las 7:30 p.m., en la capilla del Hotel Santa Clara, la Orquesta I Musici de Montreal ejecutará obras de Dvorak, Copland, Haydn, Borodin y Tchikovsky.

AMURALLADA DE MÚSICA .

Se realizarán 16 conciertos y seis conferencias y talleres, en los lugares más representativos de la ciudad, como el Teatro Pedro de Heredia, los hoteles Santa Clara y Santa Teresa, la Iglesia de Santo Toribio y la Plaza San Pedro Claver. Se presentarán 60 músicos de 9 nacionalidades distintas.

Algunos de los artistas invitados son el St. Lawrence String Quartet, la orquesta I Musici de Montreal y la flautista Paula Robinson. Habrá conciertos gratis. Boletería, www.tuboleta.com.