Archivo

Los ladrones electrónicos no descansaron el fin de año

El sueño de la familia de Fabiola Pinzón se esfumó el pasado 29 de diciembre, cuando fueron al banco a retirar la plata para comenzar la construcción de su casa en un pequeño terreno a las afueras de Bogotá. Solo había 53.000 pesos de los un poco más de 4 millones que había en su cuenta, dinero que consiguieron a través de un crédito.

04 de enero 2007 , 12:00 a.m.

Delincuentes –que se aprovecharon de esta familia y de otros colombianos durante los últimos meses del año pasado– retiraron el dinero mediante cajeros.

Con esta pérdida no solo quedó en proyecto la casa, sino los útiles y los uniformes para su hijo para el colegio e incluso para sobrevivir hasta la primera quincena del año, cuando de hecho, tendrá que pagar la primera cuota del préstamo que ya no tiene como cancelar. “El gerente de la empresa de mi esposo prestó una plata para poder pasar estos días”, sostiene Fabiola.

Un caso similar le ocurrió al empresario César Duque. Según él, hizo unas transacciones por Internet el pasado 7 de noviembre desde el computador de su oficina. Poco después se dio cuenta que le habían retirado cerca de 20 millones de pesos de su pequeña empresa. “Tuve que pedir un préstamo personal a tres años para poder pagar las obligaciones con mis empleados. No hubo regalos de Navidad”, cuenta Duque.

Coincidencialmente, los dos casos denunciados pertenecen a Bancolombia.

Sobre el último caso, voceros de la entidad sostienen que, después de la denuncia y la investigación, el banco determinó que, contrario a lo que dice el cliente, las transacciones se hicieron en un lugar inseguro. “El cliente conoce los peligros que hay para que le clonen sus claves, por ejemplo cuando utilizan cafés Internet para hacer transacciones. El banco no puede responder por eso”, dice el vocero.

Agrega que el otro caso denunciado está en investigación, aunque sostiene que la mayoría de estas situaciones son reconocidos por el banco.

El mayor Freddy Bautista, de delitos informáticos de la Dijín, afirmó que en la última semana han recibido 12 denuncias y sostiene que se han incrementado, aunque el consolidado se conocerá después del 15 de enero, cuando lleguen las primeras cuentas a los clientes.

RECOMENDACIONES PARA SU SEGURIDAD.

Hacer caso omiso de los correos electrónicos de supuestas entidades bancarias que les piden a los clientes las claves y el número de tarjetas.

Actualice las opciones de seguridad de su computador y antivirus.

No utilice la opción de almacenar las contraseñas que ofrece el navegador.

Cambie con frecuencia sus claves, utilizando caracteres alfanuméricos (letras y números).

Siempre que finalice su actividad en el portal bancario cierre la sesión según las especificaciones de seguridad que allí se le indican.