Archivo

Mucho conocido para elecciones del 2007

Ayer, apenas a dos días de iniciado el año, se dio la primera seña de lo que será el 2007 en materia electoral. El alcalde de Bogotá, Luis Eduardo Garzón, anunció que a partir de este 15 de enero recibirá a cada uno de los candidatos a sucederlo, lo que abrió de hecho el partidor.

03 de enero 2007 , 12:00 a.m.

Pero el asunto no es solo en Bogotá. Aún sin extinguirse las luces navideñas, en el país entero se observa el comienzo de una puja por el poder regional representado en alcaldías, gobernaciones, concejos, asambleas y juntas administradoras locales, para lo cual habrá elecciones en octubre de este año.

Los comicios regionales del 2007 no solo serán una nueva oportunidad en que los sectores antagónicos en que está dividido el actual mapa electoral (uribismo y oposición) medirán fuerzas, sino que han comenzado a aflorar las luchas internas en cada uno de los bandos.

Y en la disputa que se avecina habrá sorpresas. Por ejemplo: EL TIEMPO conoció que el gobernador del Valle, Angelino Garzón, ha realizado consultas para sondear el terreno para presentarse como candidato a la Alcaldía de Bogotá.

Aunque no es reconocido como miembro activo del Polo Democrático Alternativo (PDA), Garzón estaría interesado en presentarse como candidato de esa organización, si su nombre es acogido dentro de la consulta interna.

Cambio de rumbo Hasta hace pocosu nombre era mencionado como aspirante a la Alcaldía de Cali, pero busca más alternativas.

La aspiración de Garzón tiene como soporte una tesis jurídica, según la cual, podría renunciar a su actual cargo un día antes del cierre de la inscripción de candidatos.

Aunque la lucha electoral marcará hasta el último rincón del territorio nacional, la mayor puja se dará en la capital del país, donde hay varios pesos pesados y esta es considerada como una antesala de candidaturas presidenciales.

El PDA no ha descartado, por ejemplo, que Carlos Gaviria, quien como candidato presidencial en mayo pasado obtuvo 502.341 votos en la capital del país, lo represente en esta contienda. Pero también tiene cartas como María Emma Mejía, Angelino Garzón, Samuel Moreno, Clara López y el propio Antanas Mockus.

El Polo, que desde que ganó la Alcaldía Mayor de Bogotá con Luis Eduardo Garzón en el 2003 parece haber iniciado una carrera de ascenso, tendrá ahora una tarea difícil: escoger a alguien con capacidad de suceder a Garzón.

Y así como el Polo podría echar mano de personajes de gran peso, o inclusive recurrir a alianzas con sectores afines para tratar de ganarle la partida al uribismo, el liberalismo tampoco se queda atrás. No se ha descartado que figuras como Rafael Pardo lo represente en esta contienda.

En Bogotá el lema de la oposición parece ser: atajar a Enrique Peñalosa, quien sería la principal ficha del uribismo, pues su nombre sigue adelante en los sondeos de opinión.

Otras regiones Y para sorpresas, se anuncia el interés que tiene el ex senador Vicente Blel, uno de los expulsados del Partido Liberal por presuntos nexos con los paramilitares y luego ‘quemado’ en las elecciones legislativas de marzo pasado, en presentarse como candidato a la gobernación de Bolívar.

Blel enfrenta procesos penales en la Corte Suprema de Justicia por presuntos vínculos con el paramilitarismo y testaferrato.

En Norte de Santander, el ex senador conservador, Guillermo Chávez Cristancho, quien no logró votos suficientes para mantener su curul en el Congreso, será candidato a la Gobernación.

Uno de los candidatos a la Alcaldía de Cúcuta será José Luis Florez, quien tampoco logró mantener su puesto en la Cámara de Representantes en marzo pasado. Este avaló con su movimiento (Apertura Liberal) a Héctor Alfonso López (el hijo de ‘La Gata’) y al representante por Magdalena, Jorge Luis Caballero, llamado a declarar por la Corte en el caso del paramilitarismo.

Juan Carlos Vives, quien renunció a la Dirección Nacional de Estupefacientes a mediados del 2006, será candidato a la Alcaldía de Santa Marta. Fue el primer gobernador popular de El Magdalena.

Amilkar Acosta, ex senador liberal y quien declinó su candidatura al Congreso en marzo pasado, según dijo, por amenaza de los paramilitares, aspira ahora a la gobernación de La Guajira.

Para muchos, las elecciones de octubre próximo serán también una alternativa o último recurso para mantenerse activos en la política, tras no lograr mantener abiertas sus oficinas en el Capitolio.

Adalberto Jaimes, en Arauca, del partido de ‘la U’; Pedro Arenas, cercano al Polo, en Guaviare; Efrén Hernández, del Partido Liberal, en Casanare; Francisco Murgueitio, en el Valle, del Partido Conservador; Andrés González, del Partido Liberal, en Cundinamarca; Antonio Navarro, del Polo, en Nariño; Jaime Bravo Mota, de Alas–Equipo Colombia, en Huila; Luis Alfredo Ramos, de Alas–Equipo Colombia, en Antioquia, y José Name, del partido de ‘la U’, en Atlántico, todos congresistas hasta julio pasado, correrán por las gobernaciones en sus departamentos.

Se acaban las elecciones atípicas.

Todos los alcaldes y gobernadores que sean elegidos en octubre próximo tendrán un período fijo de cuatro años.

El Acto Legislativo 02 del 2002 acabó con las elecciones atípicas que permitían que, cuando se daba la falta absoluta de un mandatario, su reemplazo tuviera un nuevo período completo. Esta práctica había desorganizado el calendario electoral y obligaba a la autoridad electoral a convocar elecciones todo el tiempo.

Ahora, en caso de vacancia absoluta en alcaldías o gobernaciones, quien resulte elegido de nuevo, solo termina el período constitucional. Es decir, los períodos se institucionalizan para cuatro años.