Archivo

El reggae de la montaña

Hace más de 10 años, para hablar de reggae colombiano era necesario ir a la playa. Los grupos dedicados a este género (Magical Beat, Mango, Caribbean Tocuh, entre otros) se habían formado en lugares como San Andrés.

03 de enero 2007 , 12:00 a.m.

Pero los tiempos han cambiado. Por estos días en Bogotá hay todo un movimiento independiente de música reggae que ya cuenta con encuentros como el Festival Reggae Colombia y el Rastazo, del IDCT. Ahora, en el interior también se respira el espíritu de Bob Marley. Aunque la lista es más extensa, estos son algunos de los abanderados del género: Los de mayor trayectoria Alerta, conocidos por su canción Legal, en la que cuestionan el negocio de la droga, es tal vez la agrupación nacional más destacada. Cuentan con su propio sello, Natarajah, y viajaron hasta Jamaica para terminar la grabación de su tercer álbum, Somos uno.

EL HUEVO ATÓMICO LE PONE FOLCLOR .

El Huevo Atómico, además de ser un instrumento que utilizan los indígenas para espantar los malos espíritus, es el nombre de una agrupación que se formó hace unos cinco años en Bogotá. Su propuesta se sale de lo convencional pues mezclan el reggae con ritmos del folclor colombiano. Una prueba de ello es que introducen elementos como la gaita. De hecho, en su primera etapa, cuando su música era instrumental, la flauta era el reemplazo de la voz. “Tratamos de crear un estilo de reggae muy propio, fusionando música del Atlántico y del Pacífico”, dice Nicolás Méndez, baterista de la agrupación. Esa tendencia ha conseguido que El Huevo Atómico haya compartido escenario con Los Gaiteros de San Jacinto. ‘Espantaespantos’ es el nombre de su primera producción. Fue lanzada a finales del año pasado con los de la Severa Matacera. .

NAWAL, NACIDOS EN EL VECINDARIO.

Un grupo de amigos de barrio en Bogotá, inspirados en la música jamaiquina de los años setenta y ochenta, se unió en 1999 para conformar la agrupación de reggae Nawal. Hace un par de años editaron ‘Fuego y palabra’, su primer álbum, el cual recibió elogios de la crítica: la revista ‘Rolling Stone’ lo puso entre los mejores 50 discos del 2005, la revista ‘Semana’ entre las 10 producciones colombianas de ese año, y sus canciones fueron muy destacadas en la programación de la emisora Radiónica.

Han tocado en la tarima de Rock al Parque, participaron en la banda sonora de la película ‘Mi abuelo, mi papá y yo’ y hace poco tuvieron el honor de abrir una gira de Manu Chao por Latinoamérica.

La receta jamaiquina de Profetas y Voodoo Souljah’s .

No hacen reggae puro, pero ese es uno de los elementos más definitivos de su sonido. Este es el caso de grupos como Profetas y Voodoo Souljah’s.

Profetas nació como la unión de tres músicos de hip hop, pero actualmente sólo uno de ellos hace parte de este proyecto: Pablo Fortaleza. Él está al lado de la cantante de origen centro africano Antombo Langangui. En su primer álbum ‘Amor y fortaleza’, dejaron ver un sonido que experimenta con los ritmos afrocolombianos, el ‘dance hall’ y el reggae.

Voodoo Souljah’s son doce músicos en escena. Aunque están radicados en Bogotá sus integrantes provienen de lugares de la región del Pacífico como Chocó, Cali y Buenaventura. Su propuesta introduce elementos de hip hop y de folclor. “No hacemos reggae tradicional, es más fuerte lo nuestro”, dice Jorge Lozano, integrante del grupo.