Archivo

La paz con Eta solo duró nueve meses

El gobierno español evitó durante tres días utilizar la palabra rompimiento al referirse al proceso de paz con la banda separatista Eta. Después del bombazo que estalló el sábado en el aeropuerto de Barajas (Madrid), voceros del Gobierno se habían limitado a decir que el proceso estaba suspendido.

03 de enero 2007 , 12:00 a.m.

Pero ayer, y tras presiones de la opinión, el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, dijo: “El proceso está roto, liquidado y acabado”.

Así dio sepultura a lo que se había convertido en gran prioridad del socialista José Luis Rodríguez Zapatero: dar una salida negociada a 38 años de campaña terrorista por la independencia del País Vasco, que deja unos 850 muertos.

El proceso, que se lanzó luego del anuncio del cese del fuego permanente de la Eta, el 22 de marzo del 2006, había despertado grandes esperanzas en el pueblo español.