Archivo

PASTRANITA PRESIDENTE

Falta un año para que César Gaviria deje la presidencia y año y medio para gobernadores y alcaldes, pero ya estamos hasta aquí del circo nacional: las elecciones. Como solo vivimos de eso pues toca hablar de eso, a esta pose de profeta especulador hoy se le llama politólogo, con perdón de los verdaderos politólogos. Empecemos enfáticamente; solo votarán cuatro y medio millón de personas divididos en maquinaria o el millón de empleados públicos y dos amigos, más de un millón y medio de votos de opinión . Es decir el 30 por ciento de los posibles 14 millones de votantes. El circo lo presenciarán, desde la abstención, el 70 por ciento de colombianos; pobres, ricos, mujeres, hombres, marginales, aristócratas, basuriegos, gamines, tugurianos, el país real al que ha engañado la politiquería.

16 de julio 1993 , 12:00 a.m.

Abstención algo rara pues este gobierno quedó, desde su primer año, en la historia al revocar al mandato a la clase política y agenciar una nueva constitución participativa y de derechos, que hoy es un desencanto pues lo que vemos son los mismos con las mismas, por eso no hay participación. De todas maneras nos ahorró un Fujimorazo. Tiene razón el Dr. López al decirle fujicitos a sus promotores, pero quién sabe hasta cuando el pueblo colombiano aguante y ahí si tengamos el golpe. Pero regresamos al tema: el desangre colombiano es colosal y ahí están las elecciones como chupete.

A pesar de que el mundo laborioso sigue, la Colombia electorera babosea con las tesis de los candidatos que no existen a juzgar por lo que dijo Ernesto Samper en Cali; que continuaría las políticas Gaviria en lo económico y de narcotráfico revuelto con alguito de carreta social. Con eso Samper en la primera vuelta no llega al 50, por ciento, entonces habrá segunda vuelta. Sí Señores, estrenamos repechaje.

Veamos: primera vuelta, en marzo de 1994; resultados, 38 por ciento Samper 1,7 millón de votos; 32 por ciento Andrés Pastrana, 1,4 millón de votos; 18 por ciento Navarro Wolff, 810 mil votos; 12 por ciento otros candidatos entre ellos los liberales Lemos y Parejo más o menos 8 por ciento, y los conservadores 4 por ciento. Son amalgama de todo tipo de encuestas revueltas en mi personal bola de cristal. Estamos listos para la segunda vuelta.

Mayo-94: Navarro más Pastrana 50 por ciento, presidente Pastranita. La historia nos dice que en todos los países de doble vuelta, el segundo en la primera es el presidente y aún vale el tercero como Paz Zamora, en Bolivia. Así llegó Allende al poder siendo segundo. Una pregunta: al M-19 le alcanza para esta definición? Por qué el partido liberal desprecia tanto los terceros votos de opinión? no creo que la maquinaria sea suficiente y con formulitas como la del vice- presidente costeño y empresario (Fuad Chad Abdala, también estrenaremos vecepresidencia) la opinión seguirá en la barrera abstenciosa pues se ven más los gamines, los ancianos en los andenes, la muerte como solución cotidiana, el 60 por ciento de la economia en manos de la informalidad, la guerrilla volando oleoductos, el roba-chupa politiquero, que Fuad planteando algo,acuérdese que NO votaran 10 millones de colombianos entonces por qué ese desprecio liberal, que es igual para la alcaldia de Cali y la gobernación del Valle, como veremos después? Es tan sobradora la actitud que han propuesto consulta, cuando Lemos y Parejo suscitan y convocan otro tipo de opinión que en mínima parte será de maquinaria liberal. Por qué no los dejan y convocan ese ocho por ciento de la primera vuelta o esto no le sirve al partido? El que el candidato semeje actor a dieta u organice ruedas de prensa a lo Clinton, en Colombia no atrae votos. La opinión pide otro tipo de candidato como la propuso la conferencia Episcopal y como no lo hay; Pastranita Presidente 94-98.