Archivo

RECHAZAN CAMBIOS EN PENSIONES

Los cambios que pretende introducir el Gobierno al proyecto que reforma la seguridad social en el país son innecesarios y no solucionarán los problemas de ineficiencia y baja cobertura que caracterizan al actual sistema. Así lo expresaron ayer congresistas de distintas corrientes políticas, que no estuvieron de acuerdo con las modificaciones que el Ejecutivo pretende hacer a la iniciativa.

24 de julio 1993 , 12:00 a.m.

El coordinador de ponentes del proyecto, el senador liberal Alvaro Uribe Vélez, rechazó la propuesta del ministro de Trabajo, Luis Fernando Ramírez, de querer aumentar la edad de jubilación para las personas que coticen en el Instituto de Seguros Sociales (ISS).

Además, se opuso a que se aumenten las semanas de cotización para los afiliados al ISS.

Según lo aprobado por las comisiones séptimas, las personas afiliadas al Instituto deberán aportar durante 1.000 semanas (20 años), mientras que a los fondos privados lo deberán hacer durante 1.250 semanas (25 años).

La edad de jubilación para quienes coticen en el ISS sería de 55 años (las mujeres) y 60 años (los hombres), mientras que en los fondos privados quedarían en 60 y 62 años, respectivamente.

El senador estuvo de acuerdo en la necesidad de hacer algunas modificaciones al proyecto, pero dijo que éstas tienen que conducir a mejorarlo y no a desnaturalizarlo.

Entre tanto, la representante a la Cámara María Cristina Ocampo afirmó que el aumento del aporte tendrá que hacerse en forma gradual y no de manera inmediata, como se aprobó. Agregó que la unificación de los requisitos en cuanto a la edad de jubilación y las semanas de cotización en los fondos de pensiones y el ISS, se debe hacer según los parámetros de la entidad, esto es, 1.000 semanas de aportes y pensión a los 55 años para mujeres y 60 para hombres.

En materia de salud, los parlamentarios estuvieron de acuerdo en incrementar los aportes del 7 al 12 por ciento. Sin embargo, son partidarios de que ese aumento se realice en forma gradual, como ha propuesto el sector privado.

Para los congresistas, un aumento gradual permitirá que las empresas se puedan adecuar al nuevo sistema, sin ningún sobresalto. De lo contrario, la gran mayoría de las medianas y pequeñas industrias no podrían soportar el costo que significa dicho incremento.

Más cambios Por su parte, el ministro de Trabajo, al intervenir en el foro sobre el proyecto de seguridad social que organizaron la Cámara de Comercio de Bogotá, Fenalco y Acopi, insistió en la necesidad de aumentar los aportes para pensiones de 12,5 a 13,5 por ciento.

Se opuso la propuesta de los parlamentarios de equilibrar los dos sistemas, nivelando las semanas de cotización y la edad de jubilación. Para el Ministro es necesario aumentar la edad de jubilación y las semanas de cotización de los afiliados al ISS.

Según Ramírez, los privilegios que se le quieren otorgar al instituto deben incluirse en el proyecto, pero tienen que limitarse en el tiempo. Por eso, en su concepto, es necesario igualar los dos sistemas aumentando las semanas de cotización y la edad de jubilación.

Por otra parte, el presidente de la Federación Nacional de Comerciantes (Fenalco), Sabas Pretelt de la Vega, dijo que la iniciativa, tal como está redactada, se encuentra en crisis.

Afirmó que es necesaria la unificación de la edad de jubilación y el tiempo de cotización, introducir cambios en la proporcionalidad de los aportes para las pensiones y aumentar en forma gradual los aportes para salud.