Archivo

EN AGUABLANCA AÚN NO RESUCITA EL CEMENTERIO

La promesa de construir un cementerio en inmediaciones del Distrito de Aguablanca se convirtió en una historia de nunca acabar porque después de 21 meses de aprobado nada se sabe del proyecto. Hoy a los habitantes del sector los inunda un mar de dudas pues la administración local no les ha definido si será realidad.

31 de julio 1993 , 12:00 a.m.

De acuerdo con lo que conoció EL TIEMPO-Cali ninguna entidad tiene claridad acerca de la construcción del camposanto que fue ordenada según consta en el Acuerdo Municipal número 27 del 2 de octubre de 1991.

El proyecto fue iniciativa del edil José Luis Arcila y la radicación del mismo se hizo el 19 de noviembre de 1990. Y el Acuerdo fue avalado por el alcalde Germán Villegas Villegas, el Secretario General, Gerardo Zúñiga y la directora de Planeación, Miryam Sánchez.

Según el texto del documento, el cementerio se construiría en una extensión de 2 500 metros cuadrados ubicados en Mojica Sur.

La administración y el manejo del lugar estaría a cargo de Emsirva. Invicali reservaría la zona.

Pero qué hay de todo ésto? Según lo que conoció este medio, no hay un consenso pleno alrededor del tema. En primera instancia, en Invicali se afirma que el proyecto se descartó dado que el nivel de aguas en esos terrenos es muy alto. Y si se construyen tumbas en la tierra los cadáveres flotarían?, dice el ingeniero Fidel Mosquera, jefe de la División de Tierras de Invicali.

Esta afirmación coincide con lo manifestado por un vocero de la curia caleña, quien asegura que el proyecto está frenado en vista de que los estudios técnicos no lo favorecen.

Pero mientras el excepticismo ronda en la curia y en Invicali, los pobladores de la comuna 15 aún escuchan voces de aliento acerca de la construcción del camposanto. Así lo afirma Joel Blandón, coordinador del Centro de Atención Local Inmediata (Cali) 15.

Blandón comenta que hace 10 días durante la realización del comite intersectorial en el que participaron los voceros de la administración caleña y la comunidad, se les anunció que el proyecto avanzaba y que los terrenos de Navarro estaban seleccionados para la construcción del cementerio . El secretario de Hacienda, Alvaro Fernando Quintero, confirma la entrega de 30 millones de pesos a la curia para que el proyecto se materializara, pero en vista de las recomendaciones técnicas, la adición de otros 30 millones se paró.

Por su parte en Planeación Municipal, al parecer, no hay mucha claridad al respecto. Según informa un funcionario, el cementerio se frenó porque se argumentó que el impacto ambiental no favorecía a la comunidad. Además, agrega el funcionario, los líderes comunitarios, cuando conocieron del estudio técnico, se opusieron a esa obra pues en el sector se extrae el agua para el consumo humano.