Archivo

LÍBANO: HEZBOLÁ OFRECE TREGUA

El grupo pro-iraní Hezbolá, anunció ayer que está dispuesto a detener el fuego contra Israel si este país cesa sus bombardeos el sur del Líbano. La propuesta es una aparente respuesta a las declaraciones de Israel, el jueves, sobre la posibilidad de detener inmediatamente el bombardeo contra el Líbano si EE.UU. u otros países garantizan que terminarán los ataques con cohetes.

31 de julio 1993 , 12:00 a.m.

En una declaración emitida en Beirut, el secretario general del Hezbolá, el jeque Hassan Nasrallah dijo que la Resistencia Islámica, la rama guerrillera del Hezbolá, no podía permanecer inmóvil observando como aviones israelíes atacaban con cohetes y artillería a civiles libaneses en el sur de la región.

Es por eso que después de que comunidades y civiles fueron atacados por el enemigo, la Resistencia Islámica lanzó cohetes contra los asentamientos en los territorios ocupados del norte de Palestina (Israel) , dijo.

Desde el inicio de la intervención militar israelí en el Líbano (domingo pasado), más de 240 misiles fueron disparados desde el Líbano contra el norte de Israel y la zona de seguridad que ocupa en el sur del Líbano, causando tres muertos y 34 heridos israelíes. Pero ayer los ataques eran más escasos.

Israel no comentó públicamente a las propuestas del Hezbolá. Por el contrario, el primer ministro israelí, Yitzhak Rabín, prometió el jueves continuar con la Operación Ajuste de Cuentas hasta cumplir todos sus objetivos. Como prueba de ello, el ejército israelí movilizó ayer 40 tanques más y otros refuerzos hacia la zona de seguridad que declaró unilateralmente en el sur libanés.

Sin embargo, ayer se supo por medios periodísticos que el primer ministro israelí se entrevistó por teléfono con el secretario de Estado de Estados Unidos, Warren Christopher, sobre la instauración de un alto el fuego.

Christopher debía comenzar ayer su gira por Tel Aviv, El Cairo, Ammán y Damasco para detener los ataques y evitar una ruptura el el proceso de paz para medioriente. Pero el funcionario debió retrasar su misión hasta la semana próxima a raíz del empeoramiento de la situación en Bosnia Herzegovina.

Tratando también de detener los ataques, ayer se inició en Damasco una reunión extraordinaria del Consejo Ministerial de la Liga Arabe.

Rumores de tregua La conversación de Christopher con Rabín aumentó los rumores de un posible cese al fuego. Ayer el embajador de Egipto en EE.UU. Ahmed Maher El Sayed, declaró ayer que en pocas horas podría alcanzarse un cese del fuego en El Libano, gracias a la mediación estadounidense con las partes involucradas en el conflicto libanés.

Pero el Departamento de Estado fue más cauto, y funcionarios que pidieron el anonimato dijeron que no estamos haciendo de mediadores , y recordó que Washington no trata con organizaciones terroristas en referencia al Hezbolá.

Entre tanto, ayer seguía aumentando el exodo de los habitantes del sur del Líbano. El caso más notorio fue el de Nabatiyé, ciudad de 100 mil habitantes que fue abandonada por el 70 por ciento de su población.

Los bombardeos israelíes y las respuestas guerrilleras han provocado desde el domingo pasado 120 muertos y casi 500 heridos, y han producido un éxodo masivo de los pobladores de las pequeñas ciudades libanesas hacia el norte del país.

Ayer murieron 11 civiles y 39 resultaron heridos en los combates, según un primer balance en el cual no se excluye que el número de víctimas pueda aumentar continuamente.

Por último, una encuesta publicada por el diario israelí Yedioth Ahronoth dijo que el 93 por ciento de los israelíes piensa que el bombardeo era necesario y debía continuar.