Archivo

CHRISTIE LE GANÓ A LEWIS EL DUELO DE LOS SPRINTERS

El velocista británico Lindford Christie venció ayer a su archirrival estadounidense Carl Lewis en el duelo entre los dos mejores sprinters del mundo en la prueba de 100 metros corrida en la reunión de Gateshead. Christie (medalla de oro de los 100 metros en los Juegos Olímpicos de Barcelona) ganó con un tiempo oficial de 10.08 segundos, superando al estadounidense John Drummond y a Lewis (tricampeón mundial 1983, 1987 y 1991 y bicampeón olímpico 1984 y 1988), que ostenta además la plusmarca mundial con 9.86.

31 de julio 1993 , 12:00 a.m.

El tiempo de Christie, de 33 años, fue considerado como remarcable, habida cuenta de las poco favorables condiciones climáticas que acompañaron el desarrollo de la carrera: tiempo fresco y una llovizna pertinaz.

El británico, nacido en Jamaica y vestido de blanco, tomó una mejor partida para el sprint y aplicando en la competencia un estilo que impresionó, se mantuvo al frente sin verse inquietado en ningún momento por sus rivales.

Lewis, de 32 años y que corrió bajo los colores azul y rojo del Club Santa Mónica, estuvo muy lejos de sus antecedentes e incluso fue superado por 10 centésimas por su compatriota John Drummond.

A solo dos semanas de la apertura de los Campeonatos del Mundo de Stuttgart (Alemania), Christie logró una victoria sicológica sobre Lewis, que en Alemania enfrentará el desafío de tratar de ganar un cuarto título mundial consecutivo para los 100 metros.

La de ayer fue la segunda vez en la cual el británico venció a Lewis desde 1986, período en el cual coincidieron en 13 carreras. La anterior derrota del estadounidense había ocurrido en Montecarlo en 1989.

En la final del Mundial de Tokio 1991, Lewis había triunfado con un tiempo de 9.86, estableciendo una plusmarca mundial aún vigente.

Esa fue considerada la carrera más rápida de la historia, ya que los seis primeros estuvieron por debajo de los 10 segundos, entre ellos Christie, que terminó de cuarto con un registro de 9.92.

Desde entonces, nunca ambos había coincidido en los 100 metros y Christie el año pasado en Barcelona gano la medalla de oro para la distancia debido a la ausencia de Lewis, que no pudo clasificar durante los selectivos estadounidenses.

Esto no se acaba aquí , declaró Christie después de la carrera. Este fue sólo un peldaño. Nos volveremos a ver en Stuttgart , señaló el ganador. Carl perdió esta vez, pero en Stuttgart, él es el rey , agregó.

Lewis dijo que hubiera preferido un clima más cálido y seco, pero que Christie mereció ganar. No largué del todo bien. Pero no tengo excusa. Linford hizo una gran carrera. Ahora habrá que concentrarse en Stuttgart. Sé lo que tengo que hacer para estar a punto en esa carrera , dijo.

Lewis y Christie recibieron cada uno 150.000 dólares, recompensa acordada de antemano para ambos sprinters, al margen del resultado de la prueba.