Archivo

CALANDAIMA HABÍA SIDO ABANDONADA

Voceros del Bloque de Búsqueda dijeron ayer que la finca Calandaima, donde el pasado miércoles fueron encontrados 150 kilos de dinamita, se encontraba abandonada desde hace siete meses. Un oficial del cuerpo especializado que persigue a Pablo Escobar dijo a EL TIEMPO que la propiedad, ubicada en la parte alta de El Poblado, al suroccidente de Medellín, fue saqueada cuatro días después de haber sido allanada el pasado 10 de enero por miembros del Bloque de Búsqueda.

30 de julio 1993 , 12:00 a.m.

La finca quedó abandonada después de haber sido ocupada por nosotros, dijo el oficial, y desconocidos se llevaron muebles y electrodomésticos .

Según el vocero del Bloque de Búsqueda, la propiedad aparecía a nombre de Esaú Correa, estaba siendo investigada por la entonces jurisdicción de Orden Público de Medellín y estuvo a órdenes del juzgado 49 de Instrucción Penal Militar mediante orden del 4 de octubre de 1990.

Correa, dijo la fuent, fue detenido en otro allanamiento y fue puesto a disposición de la Fiscalía General de la Nación. Demostró que había vendido la propiedad pero nunca dio razones sobre el nuevo dueño .

Esa propiedad sigue siendo utilizada por personas allegadas al cartel, dijeron los voceros.

Cuando se produjo el primer allanamiento, las autoridades dijeron que allí funcionaba un centro de operaciones del cartel de Medellín que fue totalmente desmentalado.